El mercado de la vivienda se equilibrará en 2017

No Comentado

 El mercado de la vivienda se equilibrará en 2017

El equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado de la vivienda en España se alcanzará a finales de 2017 o primeros de 2018 según la firma Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa), con una reactivación del mismo en la segunda mitad de 2015.

Estas predicciones se harán realidad siempre que se cumplan las previsiones de crecimiento que se esperan para España, según ha afirmado este miércoles  el director de Desarrollo de Negocio de Tinsa, Raúl García. Si el PIB crece como se prevé un 1% este año, el empleo “se deja de destruir” y el crédito fluye, como parece que está ocurriendo, las necesidades de vivienda, que han disminuido desde las 500.000 en 2007 hasta las 100.000 de este año, se traducirán en compra de vivienda.

García ha presentado el informe Tinsa del cuarto trimestre en Zaragoza, señalando que en 2014 existe un excedente de vivienda en España de 400.000 inmuebles. Teniendo en cuenta estas estimaciones, se prevé que la vivienda vacante descienda hasta los 195.000 inmuebles a principios de 2016, por lo que, si continúa esta tendencia, el excedente desaparecería a lo largo del segundo semestre de 2017.

En cuanto a la producción de viviendas, se calcula que debería reactivarse como muy tarde durante el segundo semestre de 2015, año en el que se cree que habrá 300.000 viviendas desocupadas, entendiendo desocupadas por deshabitadas.

La evolución de los precios es un asunto más “complicado”, ya que depende de lugares y ciudades, si bien se contempla que la tendencia sea a que moderen su bajada. También se estima que cuando empiecen a subir los precios, al menos a medio plazo, no lo hagan tanto como antes de la crisis.

Los mayores descensos en España se registraron en Madrid, con un 13,1%, seguido de Castilla-La Mancha, un 12,3% y de Asturias con un 11,8%; mientras que los menores fueron en Islas Baleares, con un 2,3%, seguida de Navarra, con un 3,1% y Canarias con un 3,5%.

Por comunidades autónomas, y desde el estallido de la burbuja en diciembre de 2007, Castilla-La Mancha lleva un descenso acumulado de los precios de un 50,2%, seguida de Cataluña, con un 49,1% y Aragón, con un 46,7%.

Los menores descensos están en Melilla con un 13,2%, Extremadura, con un 26,9%, y Asturias, con un 28,9%, según ha explicado.

Los extranjeros ven España como un lugar para invertir, y tienden a comprar en general inmuebles de calidad y bien localizados. La producción de vivienda está prácticamente paralizada desde 2008, y se aprecia una tendencia a producir en la modalidad de llave en mano.

Respecto a oficinas y locales comerciales, es el sector inmobiliario con mejores perspectivas, siempre que la economía remonte, en contraste con el apartado industrial, que posee peores expectativas.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)