Moody’s ve perjudiciales los cambios en las hipotecas

No Comentado

Moodys

Algunas propuestas de cambio de la normativa hipotecaria española presentadas por Luis de Guindos, resultarían perjudiciales para los inversores en cédulas y titulizaciones hipotecarias al debilitar el actual recurso de garantía personal ilimitada, según afirma la agencia Moody´s.

“Algunas de estas medidas serían negativas para los inversores en bonos garantizados y en titulizaciones al debilitar la naturaleza de la garantía personal ilimitada de las hipotecas españolas y reducir la sobrecolateralización de las cédulas”, señaló José de Leon, vicepresidente senior de Moody’s.

En este sentido, Moody’s considera que al debilitar el concepto de garantía personal ilimitada “reduce la voluntad de pago” de los hipotecados y advierte de que las nuevas propuestas presentadas relajan la definición de los deudores hipotecarios que podrían acogerse a la dación en pago, según el ‘Código de buenas prácticas’.

“En combinación con las medidas puestas en práctica en 2012, el recurso a la garantía personal ilimitada se erosiona aún más, lo que resulta negativo para el perfil de crédito”, señalan los autores del informe, que advierten de que “rodos estos cambios reducen los incentivos de los deudores para hacer frente a sus hipotecas”.

No obstante, Moody’s señala que las nuevas propuestas no afectarán a sus actuales calificaciones de cédulas y titulizaciones porque estas “ya incorporan unas tasas de morosidad muy altas”, aunque no descarta hacerlo si se adoptan nuevas medidas que debiliten aún más las garantías hipotecarias en España.

Por otro lado, Moody’s señala que la propuesta de limitar a 30 años la vida máxima de una hipoteca implica una reducción de las garantías disponibles.

En este sentido, advierte de que las hipotecas con plazo de amortización superior a 30 años representan el 12,5% de las carteras de la banca, apuntando que con la aplicación de la nueva medida la sobregarantía ofrecida por los diez principales emisores de cédulas españoles bajaría drásticamente, hasta el 67,5% desde el actual 91,3%, lo que “podría obligar a algunos emisores a amortizar sus cédulas antes para restaurar los niveles mínimos de sobreprotección”.

Asimismo, Moody’s señala que “los cambios en la legislación erosionan la confianza de los inversores” cuando los bancos españoles confían en el apoyo de los inversores extranjeros para refinanciar más de 427.000 millones de euros en cédulas y otros 151.000 millones en titulizaciones, ya que la menor protección de los inversores “menoscabará su confianza en la legislación española y supondrá el riesgo de limitar el crédito hacia España”.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)