La inflación de la OCDE crece un 1,9% en agosto

Comment Off

La inflación de la OCDE crece un 1,9% en agosto

La tasa de inflación interanual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se situó en agosto en el 1,9%, dos décimas menos que el nivel registrado en julio, según informó el organismo con sede en París este jueves.

De esta forma, el alza de los precios en el popularmente conocido como ‘club de los países ricos’ se ralentizó hasta su nivel más bajo desde julio de 2017.

El descenso en el octavo mes del año se correspondió con una contracción del 1,8% de los precios de la energía, después de haberse estancado en julio, así como a un crecimiento del 1,7% de los precios de los alimentos, cuatro décimas menos que el mes anterior.

Al excluir del cálculo la evolución de los precios de los alimentos y de la energía, la tasa de inflación subyacente de la OCDE se situó en el 2,3%, la misma cifra que la registrada el mes precedente.

Entre los países de la OCDE, la mayor subida de los precios se registró en Turquía, con un 15%, por delante de Islandia, México y Letonia (+3,2% en los tres casos), mientras que solo se registraron contracciones en Grecia (-0,2%) y Portugal (-0,1%).

Días atrás, la organización ha revisado a la baja las perspectivas de crecimiento mundial para 2019 y 2020, hasta su nivel más bajo en una década, debido a la incertidumbre económica y política, según ha asegurado la institución en la actualización de septiembre de su informe bianual Perspectiva económica.

En concreto, la OCDE ha revisado hasta el 2,9% el crecimiento del producto interior bruto (PIB) mundial para 2019, tres décimas menos, mientras que el ajuste para 2020 ha sido de cuatro décimas, hasta el 3%.”Las perspectivas mundiales se han vuelto cada vez más frágiles e inciertas”, ha indicado el organismo con sede en París, añadiendo que los riesgos a la baja “siguen amontonándose”.

Así, la OCDE ha explicado que la “intensificación” de las tensiones de las políticas comerciales está “afectando cada vez más” a la confianza y a la inversión, lo que a su vez se suma a la incertidumbre política, afecta al sentimiento de riesgo de los mercados financieros y “pone en peligro” las perspectivas de crecimiento futuro.

La rebaja de los pronósticos ha sido generalizada. La institución ahora estima que la zona euro aumentará su PIB conjunto un 1,1% en 2019, una décima menos, mientras que el crecimiento en 2020 será del 1%, cuatro décimas menos.

Sobre el autor

Artículos Relacionados