El Gobierno español facilitará 200 millones para las empresas afectadas por la quiebra de Thomas Cook

Comment Off

El Gobierno español facilitará 200 millones para las empresas afectadas por la quiebra de Thomas Cook

El Gobierno ha informado que  tiene previsto aprobar una línea de crédito de 200 millones de euros para solucionar los problemas de liquidez que puedan sufrir las empresas y autónomos afectados por la quiebra del turoperador británico Thomas Cook.

Es una de las 13 medidas que aprobará el Gobierno el próximo 11 de octubre, dentro del Plan de choque que fue tratado en una Comisión Interministerial de la que informó la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto.

La titular de Industria, tras estimar que, en su conjunto, el plan alcanza los 300 millones de euros en ayudas, destacó que “da respuesta integral a todo un abanico de problemas que ha generado la quiebra de Thomas Cook”.

Además, anunció que el Ejecutivo, a través del Ministerio de Justicia, va a proceder al diseño de una estrategia jurídica en defensa de los intereses generales con el objetivo de exigir responsabilidades a Thomas Cook.

El plan, que se articulará a través de un real decreto-ley, contempla también bonificaciones y rebajas de las tasas aéreas, una ampliación en las bonificaciones en los contratos fijos discontinuos y el lanzamiento de una campaña de promoción en Reino Unido y otros países europeos.

Según indicó la ministra, algunos de los efectos más importantes de la quiebra son que alrededor de 3.400 empleados de la filial española de Thomas Cook en Baleares se quedarán sin trabajo, que unos 700.000 turistas que habían contratado sus vacaciones para este invierno, se quedarán sin venir y también que el turoperador tiene una deuda de algo más de 200 millones con un millar de empresas españolas, de las que 600 son hoteles.

Entre las medidas para recuperar la conectividad aérea, AENA exonerará del pago del 100% de la tasa de pasajero a los asientos que ofrezcan las compañías aéreas en rutas internacionales a Canarias y Baleares durante la temporada de invierno que sean adicionales a los previstos a 31 de agosto. Esto supone una rebaja del coste de escala del 38%.

Por su parte, Enaire tiene previsto aprobar una rebaja del 12% en las tarifas de ruta en los vuelos con origen o destino en los archipiélagos que entrará en vigor el próximo 1 de enero. Además, el Gobierno quiere mantener contactos con aerolíneas para que incrementen su oferta en aeropuertos españoles cubriendo el hueco dejado por Tomas Cook, en la línea de lo manifestado ya por Jet2.

Sobre el autor

Artículos Relacionados