Lanzan advertencia sobre la viabilidad del grupo FCC

No Comentado

El grupo FCC ha logrado un acuerdo para refinanciar su deuda que ha conseguido el apoyo por el 99,98% de los bancos acreedores.

Sin embargo, este acuerdo no ha sido suficiente para evitar que el auditor de la constructora FCC, la firma Deloitte, incluya en su informe sobre las cuentas del grupo de 2013 una dura advertencia sobre las incertidumbres que rodean a la compañía.

La empresa resalta que en los últimos dos ejercicios el grupo ha incurrido en pérdidas que han debilitado su situación financiera y patrimonial.

Consideran que el plan estratégico para la reestructuración global de su deuda financiera es indicativa de una “incertidumbre significativa sobre la aplicación del principio de empresa en funcionamiento en las cuentas anuales consolidadas, pudiendo repercutir en la capacidad del grupo para realizar sus activos y liquidar sus pasivos por el importe y con la clasificación con los que figuran en las cuentas anuales consolidadas”.

Aún no pueden ser calculados los impactos que esta medida podría tener en relación con la recuperación de los activos por impuesto diferido y fondos de comercio del grupo.

Tampoco se sabe con exactitud cómo podría afectar  su inversión en Cementos Portland Valderrivas.

Reestructuración de la deuda y plan estratégico

El documento presentado por el auditor señala que “los administradores de la sociedad esperan que la implantación del plan estratégico y el cierre exitoso de la mencionada reestructuración de la deuda del grupo permitan adecuar el servicio de la misma a las expectativas de generación de recursos de los negocios y financiar adecuadamente sus operaciones”.

Según el informe anual de FCC que ha sido registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) precisa que la refinanciación de deuda a cuatro años por importe de 4.512,4 millones de euros será en dos tramos: un préstamo de 3.162 millones y un tramo de deuda convertible en capital de 1.350 millones.

La empresa de construcciones espera que la refinanciación entre en vigor antes del 30 de junio próximo.

Han resaltado que la principal condición de la refinanciación es que se aplace el vencimiento de la emisión de bonos convertibles de 450 millones al 6,5% que debían amortizarse en octubre próximo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)