El Eurogrupo examina el rescate bancario a España

No Comentado

El Eurogrupo examina el rescate bancario a España

Según fuentes del Eurogrupo, los ministros de economía europeos van a analizar el informe elaborado por la troika (formada por la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) acerca de si España cumple las condiciones acordadas para  recibir el rescate bancario de 40.000 millones de euros.

Este segundo informe de la troika, que todavía no es público, es el resultado de la visita que los inspectores hicieron a Madrid entre el 28 de enero y el 1 de febrero. Su conclusión preliminar fue que las reformas financieras emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy avanzan “a buen ritmo”, pero que se requieren “más progresos” en materia de ajuste fiscal y reformas estructurales a fin de consolidar la estabilización de la economía.

Además, la troika exigió a España que extreme la vigilancia sobre los bancos que han recibido ayudas públicas europeas para garantizar que cumplen los planes de reestructuración pactados con Bruselas y garantizar un plan de negocios “sólido” y “creíble” para el banco malo que gestiona los activos inmobiliarios tóxicos (Sareb).

El Gobierno espera que el Eurogrupo confirme que España “ha cumplido las condiciones en su totalidad”. “Medidas por su amplitud y calendario, eran muy ambiciosas y hemos sido capaces de cumplir todo y a tiempo”, señalan desde el ministerio de Economía.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, presentará a los ministros las previsiones económicas de invierno del Ejecutivo comunitario, que para España pronostican una contracción del 1,4% para este año, con un paro del 27% y un déficit del 6,7% -en lugar del 4,5% pactado con la UE-.

El Eurogrupo comenzará a discutir las consecuencias de este nuevo escenario para el ritmo de ajuste fiscal de cada país, pero todavía no se espera ninguna conclusión. Habrá que esperar a que Eurostat certifique en abril las cifras de déficit de cada país en 2012, por lo que las decisiones no llegarán hasta el Eurogrupo de mayo. Rehn ha anunciado que dará más tiempo a España para corregir su déficit -incluso dos años- si se confirma que cumplió con el esfuerzo exigido en 2012.

Los ministros de Economía de la eurozona volverán a debatir cómo se llevará a la práctica la recapitalización directa de los bancos con problemas a cargo del fondo de rescate (MEDE). En concreto, discutirán las condiciones que deben darse para que una entidad pueda acceder a la recapitalización directa -por ejemplo, la pérdida del acceso al mercado o problemas de sostenibilidad de la deuda del país donde esté basado- y en qué casos esta recapitalización puede ser retroactiva.

Sobre esta cuestión, sigue habiendo “diferentes puntos de vista” entre los Estados miembros, según las fuentes consultadas. Alemania, Holanda y Finlandia rechazan esta retroactividad y ya está claro que no será para todos los países que ya han recibido ayudas europeas para su banca. “Pedir la recapitalización directa sería visto por los mercados no como un signo de fortaleza financiera sino de que se necesita asistencia externa”, avisa un alto funcionario del Eurogrupo.

Los ministros de Economía de la eurozona tratarán de avanzar en la definición del programa de rescate para Chipre, pero retrasarán el acuerdo al menos hasta finales de mes, porque el nuevo Gobierno del conservador Nikos Anastasiadis justo acaba de tomar posesión.

El Eurogrupo espera que Anastasiadis permita desbloquear las negociaciones por su mayor disposición a poner en marcha un amplio programa de privatizaciones que permita reducir la deuda pública, algo que rechazaba su antecesor el comunista, Demetris Christofias. También quiere avanzar en la auditoría independiente para verificar si Chipre respeta las normas internacionales contra el blanqueo de dinero.

Sin embargo, sigue sin haber acuerdo sobre cómo garantizar la sostenibilidad de la deuda chipriota, ya que el rescate que pedía el anterior Gobierno es de alrededor de 17.000 millones de euros, equivalente al 100% del PIB del país.

Los ministros de Economía discutirán también la situación en Grecia, donde se encuentran ya los inspectores de la troika para la revisión trimestral del plan de rescate. El foco en esta ocasión no es la situación fiscal del país, sino las reformas estructurales. La troika presionará para que Atenas acelere la reforma administrativa, la reducción del número de funcionarios y la reforma de la administración fiscal.

Finalmente, el Eurogrupo discutirá la petición de Irlanda y Portugal de que se les dé más plazo para devolver el dinero de sus respectivos rescates y facilitar así su vuelta a los mercados, que en el caso de Dublín está previsto que se produzca este año.

No se espera aún llegar a un acuerdo por cuestiones puramente técnicas, ya que no existen obstáculos políticos por parte de ningún país. Asimismo, se están estudiando otras opciones para ayudar a ambos países a volver a los mercados financieros.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)