La UE inicia una nueva relación con Londres

Comment Off

La UE inicia una nueva relación con Londres

La Unión Europea ha iniciado el año 2021 dispuesta a reforzar los lazos con Estados Unidos, sin olvidar al Mercosur, Chile o la búsqueda de expansión hacia Australia; una vez que cumplió en 2020 sus dos principales objetivos en materia comercial: alcanzó el acuerdo con el Reino Unido y concluidas las negociaciones sobre el tratado de inversiones con China.

Desde que entrara provisionalmente en vigor, el acuerdo entre Bruselas y Londres ha conseguido su principal cometido: evitar el desastre económico a ambos lados del Canal de la Mancha y permitir a los dos bloques mantener los lazos comerciales construidos a lo largo de casi cinco décadas, aunque los impactos del Brexit serán palpables.

Para contrarrestarlos, la UE ha firmado con el Reino Unido su acuerdo comercial más ambicioso, garantizando el intercambio de bienes sin cuotas ni aranceles, igual que ha ocurrido hasta ahora, y que en 2019 alcanzó un volumen de casi 320.000 millones de euros en exportaciones y de más de 194.000 millones en importaciones, según Eurostat.

Pero en 2021 el Reino Unido ha abandonado el mercado interior y la unión aduanera, lo que inevitablemente se traducirá en una mayor burocracia para las empresas, obligadas ahora a rellenar declaraciones fiscales y aduaneras, incrementando el tiempo y el coste de los intercambios.

“Por fin podemos dejar el Brexit atrás y la UE puede seguir avanzando”, dijo la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula Von der Leyen, cuando anunció el acuerdo.

No obstante, lo cierto es que Bruselas vigilará a partir de ahora que el Reino Unido cumpla los compromisos adquiridos, especialmente en cuanto a la justa competencia, y de no hacerlo, podrá imponer aranceles a algunos productos como medida compensatoria. Igual que podrá hacer el Gobierno británico.

La pesca será otro de los puntos políticamente sensibles. La CE ha aceptado un recorte del 25 % en las capturas europeas en aguas británicas durante un periodo de transición de cinco años y medio, a partir del cual las cuotas pesqueras deberán negociarse anualmente y existe la posibilidad de aplicar represalias si no se cumple lo acordado.

Por otra parte, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, resaltó que el acuerdo alcanzado entre España y Gibraltar el pasado 31 de diciembre respecto a la relación con el territorio británico tras el Brexit es “especialmente importante” para permitir “normalidad” y “estabilidad” en la comarca gaditana de Campo de Gibraltar.

Así lo señaló en unas declaraciones emitidas por el PSOE en las que la ministra aseguró que “era un elemento obligado que termináramos el año con un acuerdo entre España y Gibraltar”, para acto seguido apuntar que se trata de “un principio de acuerdo que tiene que ser ratificado por la UE”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados