El superávit por cuenta corriente se reduce un 73,8%

Comment Off

El superávit por cuenta corriente se reduce un 73,8%

El Banco de España ha indicado que el superávit por cuenta corriente se redujo en los nueve primeros meses del año hasta los 2.900 millones de euros, frente a los 11.100 millones del mismo periodo de 2017, lo que supone una caída del 73,8%.

De acuerdo con los datos publicados por el Banco de España, esta evolución de la balanza de pagos por cuenta corriente (que mide las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias de España con el exterior) está marcada la reducción del 30% del superávit acumulado por bienes y servicios.

Así, la balanza de bienes y servicios registró un superávit de 18.300 millones en los nueve primeros meses del año, frente a los 26.300 millones de un año antes, gracias al excedente de 33.000 millones de la balanza de turismo y viajes (en la línea de los 33.300 millones previos).

Sin embargo, la balanza de rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y transferencias corrientes), el segundo gran componente de la cuenta corriente, registró un déficit de 15.400 millones, 200 millones más que en el mismo periodo de 2017.

Trascurridos los tres primeros trimestres del año, la cuenta de capital obtuvo un saldo positivo de 2.100 millones, lo que sumado a los 2.900 millones de la cuenta corriente ofrece una capacidad de financiación del país de 5.000 millones entre enero y septiembre.

En términos acumulados de doce meses la economía española registró en agosto una capacidad de financiación por importe de 16.600 millones, frente a los 24.200 acumulados en el conjunto de 2017.El saldo neto de la cuenta financiera hasta agosto -excluyendo el Banco de España– fue positivo, de 23.300 millones, muy por debajo de los 42.100 millones de un año antes, debido en gran parte la déficit de 13.800 millones acumulado por la inversión directa (frente a los 8.200 millones de superávit de un año antes) y a la caída del 85% de la inversión de cartera, hasta los 4.300 millones.

Recientemente, la Comisión Ejecutiva del Banco de España aprobó la propuesta de reorganización de la Dirección General Economía y Estadística, presentada por su director general, Óscar Arce. Una reorganización que tiene como principal objetivo “reforzar su estructura y adaptarla mejor a las funciones que tiene asignadas en el ámbito del análisis, la investigación y el asesoramiento sobre la economía española y su entorno internacional, las políticas económicas, los mercados financieros y monetarios, y la elaboración de estadísticas”.

Esta reorganización atiende, además, a las “responsabilidades y tareas del Banco de España en los foros multilaterales de los que forma parte y con las distintas instituciones nacionales e internacionales con las que colabora estrechamente de forma regular”, según ha señalado la entidad que dirige Pablo Hernández de Cos.

Sobre el autor

Artículos Relacionados