La confianza del consumidor se mantiene estable

No Comentado

La confianza del consumidor se mantuvo prácticamente estable en noviembre, cuando subió dos décimas en relación al mes anterior, hasta situarse en los 45 puntos, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Este tímido avance del indicador, cuarto consecutivo tras la subida de agosto, septiembre y octubre, es consecuencia de la mejora del indicador de expectativas, que aumentó 1,7 puntos, hasta los 61,3 puntos.

En cambio, la valoración que hacen los consumidores de la situación actual ha empeorado 1,3 puntos en noviembre, con lo que este indicador ha bajado hasta los 28,8 puntos.

En comparación con el dato del mismo mes del pasado año, los valores actuales de ambos indicadores son notablemente inferiores, con descensos de casi 11 puntos en el indicador de situación actual y de hasta 39 puntos en el de expectativas.

En concreto, el indicador de situación actual bajó en noviembre hasta los 28,8 puntos, frente a los 30,1 puntos del pasado mes de octubre, debido a la peor percepción de los consumidores sobre la situación económica de España (-0,1 puntos), la situación del empleo (-0,6 puntos) y, sobre todo, la situación económica de los hogares, cuya valoración bajó más de tres puntos.

En relación a los datos de noviembre de 2011, la valoración actual de la situación económica del país es en la actualidad tres puntos inferior, mientras que la situación del empleo está 13 puntos por debajo y la de los hogares es 20 puntos inferior.

Por su parte, el indicador de expectativas se incrementó 1,7 puntos en noviembre, hasta los 61,3 puntos, por las mejores perspectivas respecto a la situación del empleo, con un alza de 2,6 puntos, así como de la situación económica general (+1,5 puntos) y de la situación de los hogares (+1,1 puntos).

En todo caso, según resalta el CIS, los datos de expectativas en noviembre siguen mostrando enormes diferencias en relación a hace un año, ya que son casi 50 puntos inferiores respecto a la situación económica del país, 40 puntos inferiores en expectativas de empleo y 28 puntos por debajo en las expectativas de los hogares.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)