Chipre puede necesitar 1.500 millones más de capital para sus bancos

No Comentado

Chipre

Moody’s ha mantenido la perspectiva para el sistema bancario de Chipre en ‘negativa’, donde se encuentra desde mayo de 2009, y ha advertido de que las entidades chipriotas podrían necesitar capital adicional por importe de 1.500 millones de euros.

Según informa la agencia en un comunicado, la crisis financiera en el país ha provocado una “profunda y prolongada recesión económica” que limitará aún más un entorno operativo para los bancos que ya está altamente estresado.

Moody’s prevé que la economía chipriota se contraiga un 12% este año y un 6,4% en 2014, lastrada por la caída del consumo doméstico, la contracción del sector inmobiliario y unos menores volúmenes de negocio en el sector financiero.

“En este contexto, la perspectiva refleja los enormes desafíos a los que se enfrentan los bancos, especialmente un severo deterioro de la calidad de los activos, unas permanentes preocupaciones sobre su solvencia y unas intensas presiones sobre su liquidez y su financiación”, remarca.

Respecto al deterioro de la calidad de los activos, la agencia cree que se verá intensificada por la contracción de la economía, lo que provocará unas provisiones por préstamos fallidos “excepcionalmente altas”. Como consecuencia, los bancos probablemente necesiten capital adicional al ya identificado para compensar el deterioro de su cartera de préstamos y su exposición a la deuda soberana chipriota.

Según el escenario central que maneja Moody’s, los bancos chipriotas podrían enfrentarse a unas necesidades de capital que superen en 1.500 millones de euros los 2.500 millones de euros de los fondos destinados al sector bancario en el marco del rescate acordado por el país con la ‘troika’ -la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-.

Por otro lado, apunta que como consecuencia de las quitas a los depósitos, la confianza en el sistema bancario se ha deteriorado considerablemente, acelerando la salida de depósitos. En su opinión, pese a los controles de capital en vigor actualmente, estas salidas seguirán aumentado hasta que se recupere la confianza, y las bancos dependerán cada vez más de la financiación del BCE.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)