La Fed mantiene los tipos de interés

Comment Off

La Fed mantiene los tipos de interés

La Reserva Federal de Estados Unidos ha decidido mantener los tipos de interés sin cambios, destacando las continuas ganancias en el empleo, el crecimiento económico y la probabilidad de que la inflación se acelere.

Jerome Powell, el presidente del banco central, ha dicho en un comunicado que “pensamos que nuestra postura de política monetaria es apropiada por el momento; no vemos un argumento sólido para moverla en cualquier dirección (…) en general, nos veo en una buena trayectoria para este año”.

Los responsables de la política monetaria de Estados Unidos han señalado que el crecimiento económico, la solidez del mercado laboral y una posible aceleración de la inflación siguen siendo “los resultados más probables”.

Por otro lado, la Fed ha reducido la cantidad de intereses que le paga a los bancos por los excesos de reservas a un 2,35 por ciento desde un 2,40 por ciento, para tratar de asegurar que su tipo de interés a un día se mantenga dentro de su actual rango objetivo.

Una de las principales preocupaciones de la Fed es la “apagada” inflación, que se mantiene por debajo del objetivo del 2 por ciento. El comunicado sugiere que un reciente declive de la inflación podría ser más persistente de lo estimado, y ya no se podía culpar simplemente a la caída de los precios de la energía.

Los datos más recientes muestran que una medida de la inflación subyacente se ubicó en un 1,6 por ciento, lo que sería un problema si significa que los hogares y las empresas tenían dudas sobre la fortaleza de la economía y estaban menos dispuestos a gastar o invertir.

El presidente de la Fed ha dicho que el declive en la llamada inflación subyacente se debe a factores transitorios y estima que avanzaría hacia el 2 por ciento.

Powell ha agregado que “si viéramos la inflación persistentemente por debajo (del objetivo), eso es algo que nos preocuparía y algo que deberíamos tomar en cuenta al fijar la política monetaria” y ha asegurado que la baja inflación permite al banco ser “paciente” al decidir sobre cualquier cambio de su tipo de interés de referencia, que se mantuvo en un rango de entre un 2,25 por ciento y un 2,50 por ciento.

Sobre el autor

Artículos Relacionados