El BCE pospone seis meses su revisión estratégica

Comment Off

El BCE pospone seis meses su revisión estratégica

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado su disposición de posponer seis meses su revisión estratégica, debido a los riesgos que entraña para la economía europea la expansión del coronavirus Covid-19.

De esta forma, la revisión, la primera que realiza el BCE desde 2003, finalizará en torno a mediados de 2021, en lugar de a finales de 2020, como anunció en enero el instituto emisor.

“En la situación actual, los organismos que toman decisiones y el personal del BCE y de los bancos centrales nacionales del Eurosistema están centrando todos sus esfuerzos en atajar los desafíos planteados por la pandemia del coronavirus”, ha asegurado el BCE.

Además, debido a las medidas excepcionales de confinamiento adoptadas por varios gobiernos de la zona euro, el BCE ha decidido los eventos de consulta, denominados “El BCE te escucha”, para atender las opiniones y comentarios realizados por organizaciones de la sociedad civil. Estaban planificados para la primera mitad de 2020 y ahora se celebrarán en la segunda mitad del año.

La situación excepcional planteada por la pandemia también ha obligado al BCE a retrasar su conferencia anual de banca central, que tradicionalmente celebra en Sintra (Portugal). La autoridad monetaria tenía previsto celebrar el evento entre el 29 de junio y el 1 de julio, pero lo ha pospuesto a entre el 10 y el 12 de noviembre.

El BCE también ha decidido aplazar el plazo para que los ciudadanos remitan sus opiniones sobre la nueva estrategia a través de la web de la entidad hasta finales de agosto, frente al plazo anterior del 24 de abril.

Días atrás, el BCE anunció el lanzamiento de un paquete de compra de deuda pública y privada por un monto total de 750.000 millones de euros, para “contrarrestar los graves riesgos” que plantea el coronavirus para la zona euro.

Las compras se llevarán a cabo hasta finales de 2020 y se extenderá también a documentos comerciales de suficiente calidad crediticia para evitar una expansión mayor de la crisis en un “momento extremadamente desafiante”.

Hace unos días el Banco Central Europeo (BCE) recomendó a la banca que no abonará dividendo y de recomprar acciones para retener capital y centrar todo su esfuerzo en conceder más crédito, ahora el organismo va un paso más allá y reclama a las entidades “moderación extrema” con los bonus a sus directivos.

Todo, con el objetivo de que el sector pueda capear el shock económico del coronavirus y haga fluir cuanta más liquidez mejor a la economía real. Pero para ello, el emisor no solo presiona al sector, sino que también ha abierto la mano con los bancos al liberarles de sus colchones de capital y relajar sus normas de solvencia.

Sobre el autor

Artículos Relacionados