Banco de España: las fusiones son una alternativa en el contexto actual

Comment Off

Banco de España: las fusiones son una alternativa en el contexto actual

El Banco de España ha indicado que “en el actual contexto de bajos tipos de interés, en el que muchos bancos están operando con rentabilidades por debajo de su coste de capital y con estructuras de costes muy pesadas, las fusiones son una alternativa clara para mejorar la rentabilidad y ganar eficiencia”.

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha precisado en la Memoria de Supervisión Bancaria que “estas operaciones vienen acompañadas de procesos de racionalización de las estructuras. Además, permiten alcanzar cuotas de mercado y presencia geográfica difíciles de lograr de forma orgánica, dada la elevada competencia en el sistema. No obstante, es necesario encontrar el balance adecuado para evitar problemas de concentración”.

Delgado reitera que el papel del supervisor “no es decidir qué fusiones son deseables y cuáles no, sino valorar en qué medida una nueva entidad, resultante de un proceso de fusión, tiene como base un modelo de negocio sólido y genera valor en su conjunto”. Además, constata que por ahora sólo se han pactado fusiones a escala nacional, “aunque a medida que avancemos en la Unión Bancaria no sería descartable que se produjeran fusiones transfronterizas, lo que favorecería claramente una mayor integración financiera en Europa“.

“La banca, como cualquier otra empresa, únicamente puede subsistir si es rentable”, afirma Delgado. En su opinión, dado el actual entorno de tipos de interés en mínimos históricos y la aparición de nuevos competidores tecnológicos, las entidades deben adaptar su modelo de negocio para fijar objetivos de medio y largo plazo que les permitan generar resultados recurrentes.

En la actualidad, el dilatado escenario de bajos tipos de interés, la desaceleración económica global, los exigentes requerimientos regulatorios, así como el nuevo entorno competitivo surgido de la revolución tecnológica y las elevadas inversiones en digitalización que debe afrontar la banca están amplificando la presión sobre los márgenes del sector. El retorno sobre el capital de los bancos españoles se aproxima al 9%, una cifra que supera la media europea (en torno al 7%), pero que es inferior a la tasa del 10% que demanda el mercado. Esta reducida rentabilidad está actuando de acicate para más operaciones de consolidación.

Sobre el autor

Artículos Relacionados