Las fábricas de automóviles siguen paralizadas en Venezuela

No Comentado

Las fabricas de vehículos en Venezuela continúan paralizadas. La situación no ha mejorado y los trabajadores se mantienen preocupados ante un futuro incierto.

Christian Pereira, Presidente de la Federación Unitaria de los Trabajadores Automotrices, Autopartes y Conexos (Futaac), ha manifestado que a la fecha no se sabe cuándo van a reanudar las operaciones Toyota, Chrysler e Iveco. Las otras cuatro plantas están trabajando a la mitad de su capacidad.

La planta de Toyota, ubicada en el estado Sucre, en el oriente de Venezuela, lleva casi dos meses de paro, mientras que Chrysler detuvo el ensamblaje hace poco más de dos semanas y ha anunciado que va a detener sus operaciones durante 60 días.

Pereira ha señalado a la prensa local que “las empresas insisten en que están esperando la liberación del pago de las divisas para poder reanudar los pedidos del material de ensamblaje”.

Los voceros del sector automotriz han explicado que las siete ensambladoras privadas que forman parte de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), mantienen una deuda a sus casas matrices de 1.800 millones de dólares (1.307 millones de euros) por concepto de importaciones no liquidadas por el Gobierno venezolano.

A pesar de que las empresas han sostenido reuniones con las autoridades venezolanas, aún no han obtenido la garantía del pago de la deuda. “Todo está sujeto a la aprobación de las divisas”, explica Pereira.

El dirigente sindical asegura que empresas como Ford Motors y General Motors cuentan con una producción mínima. La estrategia de estas compañías es dosificar el escaso material de ensamblaje que poseen.

De acuerdo a información suministrada por Cavenez, la producción de vehículos en Venezuela registró una caída del 77,83 por ciento con respecto al año pasado. En los dos primeros meses de este año, las siete ensambladoras privadas trabajaron sólo 1.721 automóviles, unas 6.041 unidades menos que en 2013.

Iveco suspende operaciones de manufacturas

Este miércoles el grupo industrial italiano CNH Industrial, matriz de Iveco, ha anunciado que va a suspender sus operaciones de manufacturas en Venezuela ante las dificultades cambiarias que han traído como consecuencia problemas en la importación de partes y materiales.

No obstante, Iveco anunció que continuará entregando soporte técnico para piezas y actividades de servicios de sus vehículos en Venezuela.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)