S&P prevé una deuda global en 2019 de 44,12 billones de euros

Comment Off

S&P prevé una deuda global en 2019 de 44,12 billones de euros

La agencia de calificación crediticia S&P Global ha estimado que la deuda comercial de todos los países del mundo sobre los que emite ratings se situará al cierre de 2019 en los 50 billones de dólares (44,12 billones de euros).

De esta forma, la deuda comercial global se incrementará en un 3,2% durante este año, lo que equivale a un total de 7,78 billones de dólares (6,86 billones de euros).

El 70% de esta cifra, 5,5 billones de dólares (4,8 billones de euros) se usará para refinanciar deuda a largo plazo que venza este año, según ha explicado la analista crediticio de S&P Global, Karen Vartapetov. De esta forma, las necesidades de financiación netas a nivel global se situarán este año en los 2,6 billones de dólares (2,3 billones de euros), equivalentes al 2,6% del producto interior bruto (PIB) de los países calificados por la firma.

S&P ha indicado que la “amplia mayoría” de la deuda emitida este año se corresponderá con países que tienen una nota crediticia situada dentro del ‘grado de inversión’. De esta forma, a 31 de diciembre de 2019, el 6% del total de la deuda soberana pertenecerá a países calificados ‘AAA’, mientras que el 45% se corresponderá con países con una nota situada en alguno de los tramos ‘AA’. De su lado, la deuda emitida por países situados en el ‘grado de especulación’ será un 6% del total a nivel global.

Por países, Estados Unidos y Japón acumularán el 60% del total de la deuda soberana emitida este año, con 2,86 y 1,74 billones de dólares (2,52 y 1,53 billones, respectivamente). En tercer lugar se situará China, que emitirá un total de 650.000 millones de dólares (573.036 millones de euros), mientras que por detrás estarán Italia, Francia y Brasil, con más de 200.000 millones de dólares (176.326 millones de euros) cada uno.

Por otro lado, S&P Global ha contabilizado que los 19 países pertenecientes a la zona euro emitirán nueva deuda este año por valor de 881.000 millones de euros. De esa cantidad, el 82%, equivalente a 718.000 millones de euros, estará destinada a refinanciar la deuda soberana a largo plazo, por lo que las necesidades netas de financiación se situarán en los 162.000 millones de euros.

Este nivel de deuda emitido, de acuerdo a la cifras de la calificadora de riesgos, será uno de los más bajos de la última década, solo por detrás de 2016 y 2018. Asimismo, la necesidad de financiación es la más baja desde 2007, lo que implica una “consolidación presupuestaria gradual”, según el analista crediticio de S&P Global Marko Mrsnik.

“Creemos que las condiciones financieras menos benignas y la actual desaceleración del crecimiento económico podría ralentizar la consolidación fiscal de los mayores emisores de la eurozona”, ha apostillado el analista.

Sobre el autor

Artículos Relacionados