Banca española perdió 7.012 millones en depósitos

Comment Off

Banca española perdió 7.012 millones en depósitos

La banca española perdió 7.012 millones de euros en depósitos de sus clientes en octubre, hasta situarse en los 635.393 millones de euros, según los datos publicados por la Asociación Española de Banca (AEB).

En los balances correspondientes al mes de octubre se refleja que la banca española acumulaba a cierre de ese mes un volumen de depósitos inferior a los 642.405 millones de euros registrados en septiembre. Si los datos se comparan con un año antes, es decir, octubre de 2017, los depósitos se han reducido un 5%, ya que entonces alcanzaron los 670.142 millones de euros.

Según los mismos datos de la AEB, el crédito concedido por las entidades asociadas a la AEB se ha incrementado en octubre hasta los 668.214 millones de euros, desde los 667.403 de un mes antes.

En tasa interanual, por el contrario, se ha reducido en 13.444 millones de euros.

A comienzos del mes de diciembre, la AEB precisó que los bancos españoles obtuvieron un beneficio neto atribuido de 11.199 millones de euros entre los meses de enero y septiembre, lo que supone un incremento del 11% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según los datos publicados, este aumento se justifica principalmente por las menores necesidades de provisiones y los mejores resultados en ventas de activos no corrientes, entre los que figuran los inmuebles adjudicados, así como por la ligera disminución de los gastos de explotación en línea con la reducción del balance.

El beneficio antes de impuestos se elevó un 7,5%, hasta 19.108 millones de euros, por la fuerte disminución de las necesidades de dotaciones y provisiones para insolvencias, las menores necesidades de saneamientos de otros activos y los mejores resultados obtenidos en ventas de activos no corrientes.

El margen bruto de la banca española disminuyó un 3,4% hasta septiembre, debido al comportamiento negativo de las diferencias de cambio y a la reducción de otros resultados de explotación. Por su parte, los gastos se redujeron un 1,2% y la ratio de eficiencia se estableció medio punto por debajo del 50%.

De su lado, la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) fue del 7,4% al cierre del noveno mes del año, medio punto porcentual por encima de la obtenida en septiembre de 2017. Tras restar el gasto por impuestos (+12,5%), el resultado consolidado aumentó un 5,6%, hasta 13.133 millones de euros, y la rentabilidad sobre activos (ROA) se situó en el 0,69%, frente al 0,64% de un año antes.

Sobre el autor

Artículos Relacionados