El FMI pide a España más medidas “útiles” para fomentar el crédito

No Comentado

FMI

El FMI ha pedido a España que apruebe “más medidas útiles” para reducir las restricciones en el crédito que sufre el país, como reformas para asegurar una resolución eficaz y oportuna de la deuda de empresas y hogares y para reducir los costes de financiación de la banca.

“Más medidas útiles para aliviar las restricciones en el crédito podrían incluir reformas adicionales para garantizar una resolución eficaz y oportuna de la deuda de las empresas y los hogares, así como reformas para aliviar aún más los costes de financiación de los bancos, como pasos adicionales hace una unión bancaria plena”, afirma el FMI en el segundo capítulo del ‘Informe Global de Estabilidad Financiera’ (GFSR por sus siglas en inglés).

El FMI advierte de que el excesivo endeudamiento de bancos, empresas y hogares es el “factor clave” que limita el volumen de crédito en España. Los datos apuntan que desde 2009 España se ha enfrentado a un “sustancial endurecimiento” de la oferta de crédito, en parte por el nivel de capitalización de los bancos.

En esta línea, también apunta que la posición financiera de los bancos y las presiones en la deuda soberana han contribuido a unos mayores tipos de interés, y por lo tanto a unos menores volúmenes de préstamos, así como que el excesivo endeudamiento de las empresas ha limitado la demanda de crédito.

En su opinión, en España el descenso registrado en el crédito obedece tanto a un caída en la demanda de préstamos como a una menor capacidad o voluntad de las entidades financieras a prestar.

La institución dirigida por Christine Lagarde señala que para solucionar estas limitaciones en el crédito el Gobierno ha ayudado a llevar a cabo una reestructuración del sector bancario, que incluyó un programa de recapitalización “significativo”.

Además, organismos públicos como el ICO han prestado directamente dinero a empresas, y el Gobierno ha dado pasos para promover la emisión de deuda de pequeñas y medianas empresas (pymes) y una financiación equitativa, así como para hacer frente al excesivo endeudamiento de hogares y empresas, incluyendo cambios en la ley de quiebras y programas de resolución para hogares altamente endeudados.

El informa considera que las restricciones que existen en los mercados de crédito varían según el país y evolucionan a lo largo del tiempo, lo que reafirma la importancia de una “cuidadosa evaluación país por país y la necesidad de contar con datos más fidedignos sobre los préstamos nuevos”.

En este sentido, apunta que en muchos casos, las políticas orientadas a la demanda y a la oferta son complementarias, pero remarca su magnitud y su secuencia relativas revisten importancia. “Por ejemplo, aliviar el exceso de deuda de las empresas ayuda sólo si el sector bancario se encuentra debidamente capitalizado”, agrega.

Asimismo, afirma que las autoridades también deberían reconocer los límites de las políticas crediticias y no intentar hacer demasiado. En su opinión, dado que muchas políticas tardarán en surtir efecto, la evaluación de su eficacia y la necesidad de medidas adicionales no deberían ser apresuradas.

“Cuando las políticas de crédito logran respaldar la expansión del crédito y la recuperación económica, se refuerza la estabilidad financiera; pero las autoridades deben tomar conciencia de los riesgos potenciales a más largo plazo para la estabilidad financiera”, advierte el fondo, que apunta que los principales riesgos giran en torno a la agudización del riesgo crediticio.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)