Fitch: “Los Presupuestos y las reformas no cambian el rating de España”

No Comentado

A pesar de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012, además, de las nuevas reformas estructurales y necesidades de recapitalización de la banca española, estos cambios no influyen en los “fundamentos claves” que justifican el actual rating ‘BBB’ con perspectiva ‘negativa’ que otorga la agencia de calificación crediticia Fitch Ratings a España.

En un comunicado, la agencia destaca que los presupuestos para 2013 complementan los compromisos con la consolidación fiscal realizados en julio y concentran el 58% de ajuste en el recorte del gasto. Aun así, Fitch ve improbable que España cumpla sus objetivos de déficit para 2013, ya que prevé que cierre el próximo año en el 5% en vez de en el 4,5% previsto.

En su opinión, esto obedece en parte a que la contracción de la economía española será del 1,5% el próximo año en vez del 0,5% estimado por el Ejecutivo, mientras que el desempleo es probable que sea ligeramente superior de lo previsto.

“Aunque el rating incorpora esta reducción del déficit más lenta, un desvío adicional importante sería negativo para la nota” de España, avisa la agencia, que añade que las comunidades autónomas aún tienen que tomar medidas eficaces para cumplir con el objetivo del 1,5% para este año, pese a que las cifras de los seis primeros meses sugieren que están en el buen camino.

Asimismo, considera que la revisión del déficit al alza por las ayudas a la banca no representa un deterioro estructural, pero eleva su previsión para 2012 hasta el 8% del PIB, y subraya que la nueva autoridad fiscal independiente puede ayudar a restaurar la credibilidad fiscal en el medio plazo.

Por otro lado, destaca que las nuevas reformas anunciadas por el Gobierno para marzo de 2013 para una mayor liberalización de los mercados laboral y de productos son “alentadoras”, aunque aún no se conozcan los detalles, y están en línea con sus expectativas y con las recomendaciones de la Comisión Europea.

Sin embargo, Fitch advierte de que un significativo retraso en la agenda de reformas sería negativo, ya que crearía más dudas sobre el potencial de crecimiento de España a largo plazo.

Asimismo, señala que los resultados de las pruebas de resistencia a la banca están en línea con sus estimaciones publicadas en junio, lo que fue un factor para la reducción entonces de su calificación. Aún así, recuerda que la naturaleza y el alcance de la ayuda del fondo de rescate está sin definir, por lo que cualquier transferencia de la participación del Estado español al mecanismo europeo sería positivo para el rating de España.

Por último, añade que el anuncio del nuevo programa de compra del BCE reduce los riesgos de una crisis de liquidez en España y apoya su calificación. En este contexto, ve probable un programa de ayuda para España, que espera, en caso de que sea necesario, se solicite de forma oportuna para evitar “tensiones innecesarias”.

En su opinión, las medidas adoptadas la pasada semana fueron probablemente diseñadas para satisfacer las condiciones de un programa de ayuda antes de que se solicite, aunque cree que no está claro que este objetivo se haya logrado.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)