Frenazo de la industria de la eurozona

No Comentado

Frenazo de la industria de la eurozona

La industria de la eurozona ha experimentado un frenazo en su actividad durante el pasado mes de agosto, según refleja el índice PMI publicado este lunes por la consultora Markit.

En concreto, el índice PMI final del sector manufacturero de la zona euro se situó en la cota de 50,7 puntos, una décima por debajo de las expectativas, desde los 51,8 registrados en julio, lo que supone su lectura más baja desde julio de 2013.

Irlanda, con 57,3 puntos, en máximos desde 1999, sigue proporcionando la nota positiva, en contraste con la desaceleración generalizada en gran parte de la zona euro. El ritmo de expansión se ralentizó en España, con mínimas de cuatro meses (52,8), Países Bajos (51,7 mínima en 13 meses) y Alemania (51,4, mínimo en 11 meses).

Cayó la contratación, y las empresas registraron unos incrementos más lentos tanto de los nuevos pedidos como de los nuevos pedidos para exportaciones, según señala Markit.

La consultora atribuye el frenazo de la demanda a la incertidumbre económica y geopolítica. De hecho, el flujo de nuevos pedidos para exportaciones registró el aumento más lento desde julio de 2013.

Francia fue el único país que registró una contracción de los nuevos pedidos para exportaciones en agosto, mientras que el ritmo de crecimiento se moderó en Alemania, Italia y Grecia.

Por su parte Irlanda, España y Austria registraron unos ritmos más fuertes de crecimiento de los nuevos pedidos para exportaciones.

Las empresas redujeron sus plantillas por segundo mes consecutivo. No obstante, aunque la reducción del empleo fue sólo leve, fue la más pronunciada desde noviembre de 2013.

Rob Dobson, Economista Senior de Markit, señala que “el crecimiento del sector manufacturero de la zona euro perdió nuevamente impulso en agosto, y la reactivación de la producción se ha ralentizado por cuarto mes consecutivo”.

“Los datos nacionales proporcionaron algunas notas positivas, puesto que los números irlandeses siguen boyantes y hubo indicios de que Grecia volvió a territorio de expansión. No obstante, sigue siendo un tema inquietante la situación de Francia, ya que su sector manufacturero se contrajo al ritmo más fuerte desde mayo de 2013, al igual que el descenso de Italia de su sólida expansión hasta la paralización”.

“Los indicios de que el impulso del crecimiento se ralentizó en el motor industrial clave de Alemania, al igual que en España y los Países Bajos, también distan mucho de ser tranquilizadores”.

El economista senior de Markit opina que esta desaceleración del sector manufacturero de la eurozona va a servir de evidencia a “los analistas que esperan que se implanten nuevos estímulos monetarios o fiscales”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)