La Fed mantiene los tipos de interés entre el 1,75 y el 2%

Comment Off

La Fed mantiene los tipos de interés entre el 1,75 y el 2%

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) de EEUU ha decidido mantener los tipos de interés en un rango objetivo del 1,75 y el 2%, en su reunión de julio. El banco central estadounidense mantiene la intención de incrementos “graduales” en las tasas mientras se conserve el escenario de expansión sostenida de la actividad económica, un mercado laboral fuerte y unos precios cercanos al objetivo del 2%.

El comunicado del FOMC apenas registra cambios respecto al anterior, cuando la Fed realizó su última subida de tipos, la séptima desde que en 2015 empezó el ciclo alcista en las tasas.

El único cambio reseñable es para describir la evolución de la economía de EEUU como “fuerte” frente al adjetivo anterior de “sólido”. Este cambio de lenguaje se produce justo después de la publicación del dato de crecimiento del segundo trimestre. El PIB se expande a un ritmo interanual del 4,1%, la mayor tasa registrada desde 2014.

Este giro verbal indica que el banco central de EEUU está seguro de seguir con sus planes de subidas de tipos, aunque la Fed ha vuelto a señalar que la política monetaria continúa siendo acomodaticia.

Esto quiere decir que los tipos nominales aún están por debajo del tipo de interés neutral real, que es el consistente con el pleno empleo y una inflación equilibrada. Aún hay margen para subir el precio del dinero. El mercado estima que la próxima subida sea a la vuelta del verano, en septiembre.

La decisión de la Fed ha sido la esperada por el mercado y no se ha salido casi ni una coma del guion. De hecho, los índices de Wall Street apenas se ha movido tras el comunicado. El bono estadounidense a diez años ha relajado moderadamente la rentabilidad.

La buena marcha de la economía estadounidense está facilitando la tarea de la Fed para ir endureciendo la política monetaria sin presión y en parte se lo tiene que agradecer a Trump y a su rebaja fiscal de final de año. Trump ha asegurado en una entrevista reciente que que no está “emocionado” con las subidas de tipos, lo que estaría ralentizando medidas de crecimiento como la rebaja fiscal aprobada en diciembre y haría menos competitivo a EEUU de cara a las transacciones internacionales. 

Sobre el autor

Artículos Relacionados