Reino Unido prevé reformar el SLP para evitar el lavado de dinero internacional

Comment Off

Reino Unido prevé reformar el SLP para evitar el lavado de dinero internacional

El Ministerio de Empresas, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido tiene previsto abrir un proceso de consulta para reformar un instrumento conocido como Sociedad Limitada Escocesa (SLP, en inglés), que permite manejar fondos de manera opaca.

Las SLP se caracterizan por mantener un socio general cuya responsabilidad está limitada a las deudas y obligaciones con dicha sociedad, así como uno o más socios ilimitados que aportan capital a la SL, que pueden ir desde efectivo hasta bienes.

El objetivo del Ministerio es reformar ciertos instrumentos financieros legales que el Gobierno del Reino Unido cree que se han utilizado para blanquear capitales desde otros países, incluidos cerca de 80.000 millones de dólares (65.000 millones de euros) procedentes de Rusia.

Andrew Griffiths, el secretario de Estado de Empresas británico, ha indicado que ese tipo de sociedades se utilizan de forma legítima, especialmente por parte de fondos de capital y gestores de pensiones, para invertir 30.000 millones de libras al año (33.900 millones de euros) en el Reino Unido.

El secretario de Estado ha agregado que “los SLP se están utilizando para cometer todo tipo de crímenes en el extranjero. Desde lavado de dinero internacional a venta de armas. Esto, sencillamente, no puede continuar sin control. Estas reformas mejorarán su transparencia”.

En 2017, el diario “The Herald” indicó que ciertas firmas financieras habían anunciado en países de la Unión Europea (UE) la posibilidad de formar “compañías escocesas con cero impuestos” a través de una SLP.

El Gobierno británico va a comenzar a exigir a las firmas que demuestren una actividad comercial o de servicios en Escocia para poder registrar una sociedad de ese tipo y fortalecerá los controles para evitar el lavado de dinero.

Por otro lado, el Ministerio de Empresas prevé tener listo en verano el borrador de una ley que solicitará a las compañías extranjeras, que poseen o quieren comprar activos en el Reino Unido, a ofrecer información sobre sus propietarios.

Sobre el autor

Artículos Relacionados