El mercado automovilístico de Francia cae un 34% en el primer trimestre

Comment Off

El mercado automovilístico de Francia cae un 34% en el primer trimestre

El mercado automovilístico de Francia ha caído un 34,09% en el primer trimestre del año, al registrar un volumen de 364.679 turismos y todoterrenos matriculados.

De acuerdo con los datos publicados por el Comité de Constructores Franceses de Automóviles (CCFA), este retroceso en los tres primeros meses del año se debe, principalmente, por el desplome en el volumen de matriculaciones de automóviles en marzo debido al brote del coronavirus, que ha llevado a la paralización del mercado.

En el mes de marzo, las entregas de automóviles en Francia alcanzaron un volumen de 62.668 unidades, lo supone una disminución del 72,25% si se compara con los datos contabilizados durante el mismo mes del año anterior.

Por marcas, Peugeot ha liderado las ventas de coches durante el primer trimestre, con 72.953 unidades, lo que supone un descenso del 26,08%; la segunda posición trimestral ha sido para Renault, con 67.208 unidades, un 34,15% menos; y el tercer lugar lo ha ocupado Citroën, con 39.759 unidades, un 35,06% menos.

El mes pasado, Renault fue la marca más vendida en Francia, con un volumen de 14.461 unidades, un 68,5% de descenso; seguida de Peugeot, con 11.381 unidades, un 69,46% menos; y de Citroën, con 5.390 unidades y una caída del 77,24%.

Desde CCFA han detallado que en Francia se han vendido 88.422 vehículos comerciales entre enero y marzo de 2020, un 27,3% menos en la comparativa interanual, con una disminución del 64,8% en marzo, hasta las 16.848 unidades.

En conjunto, las ventas de turismos y vehículos comerciales en Francia han alcanzado un volumen de 453.121 unidades en el primer trimestre del año, un 32,87% menos, mientras que en marzo el desplome ha sido del 70,95%, hasta las 79.516 unidades.

François Roudier, portavoz del CCFA, ha advertido que “vamos a terminar el año entre 1,7 y 1,8 millones de vehículos privados nuevo. Este es un pronóstico que contempla el fin del confinamiento y el reinicio normal de la actividad a fines de abril, principios de mayo. Si ese fin se posterga, el pronóstico podría ser aún más bajo”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados