Portugal sortea un Audi para combatir la evasión fiscal

No Comentado

El Ministerio de Finanzas de Portugal ha creado un concurso para combatir el fraude y la evasión fiscal, al sortear vehículos Audi.

Desde el 1 de abril, las facturas con número de identificación fiscal, en las que el cliente solicita que se introduzca su NIF, se transformarán en cupones para participar en el concurso que se ha bautizado como “la factura de la suerte”. El premio será un Audi A4 cada semana y dos Audi A6, para los meses de junio y diciembre, correspondiendo con las pagas extra.

El ejecutivo liderado por Pedro Passos Coelho ha gastado cerca de 1.500 millones de euros para adquirir los autos. Audi fue la compañía que presentó la mejor propuesta, por delante de BMW, que quedó en segundo lugar. El Gobierno luso adquirió los Audi A4 por unos 28.000 euros.

Audi fue la marca de vehículos que más vendió en Portugal el año pasado.

Gracias a esta iniciativa, el Gobierno ha registrado un incremento en el número de portugueses que ahora pide factura con contribuyente en cada una de sus compras. De esta forma, la factura queda automáticamente registrada en el portal de Finanzas, una manera de evitar la evasión fiscal y recuperar parte del IVA que de otra manera escapaba a Hacienda.

Sin embargo, algunos ciudadanos lusos mantienen su postura de no dar su NIF como medida de oponerse al método empleado por el Ejecutivo para que los portugueses ayuden en el combate al fraude fiscal. Quienes piensan así consideran que en un país con un desempleo que ronda el 15 por ciento, un sueldo mínimo de 485 euros y en el que durante los últimos años sólo ha habido medidas de austeridad contrarias al consumo, es una hipocresía combatir el fraude fiscal regalando autos de lujo.

En torno a esta polémica, el semanario Expresso ha publicado que mantener uno de esos A4 cuesta unos 300 euros en media al mes, entre seguros, combustible, cambio de ruedas y mantenimiento. Así que el gobierno permite la opción de venderlo a quien tenga la suerte de ganar uno. Pero la realidad, para este semanario, es que tiene más probabilidad de ganar quien más consuma, lo que de nuevo favorece a quienes más ganan en detrimento de los que menos tienen.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)