DBRS mantiene el rating de España en ‘A’

Comment Off

DBRS mantiene el rating de España en 'A'

La agencia de rating canadiense DBRS ha acordado mantener el rating de España en ‘A’, con perspectiva estable, la misma nota otorgada el pasado mes de abril.

La agencia canadiense justifica su decisión en el mantenimiento de una economía fuerte y la previsión de que España supere la media de crecimiento en la zona euro, con una tasa del crecimiento del PIB de 2,6% en 2018 y 2,2% para 2019, impulsada principalmente por la demanda interna y a pesar de los riesgos en cuanto a demanda externa.

Aunque prevé que el Gobierno de Pedro Sánchez continúe comprometido con la consolidación fiscal, aunque a un ritmo más lento de lo previsto inicialmente.

En este sentido, advierte de que la posición “débil” del PSOE, con 84 diputados, y la necesidad de llegar a acuerdos con otras fuerzas de la oposición como Unidos Podemos y partidos nacionalistas “dificulta su capacidad para aprobar leyes y abordar los desafíos a medio plazo del país”. Además, alerta de que si no se aprueban los Presupuestos Generales del Estado de 2019 “podría aumentar la probabilidad de elecciones anticipadas”.

En este sentido, señala que se prevé que el déficit fiscal continúe disminuyendo, aunque a un ritmo más lento. Para 2018, prevé un déficit fiscal del 2,7% del PIB, por encima del objetivo del 2,2%, pero que permite a España salir del procedimiento de déficit excesivo en 2019.

Así, indica que, aunque el Ejecutivo socialista a puesto sobre la mesa el aumento de impuestos a la banca y grandes fortunas para lograr más gasto público, las medidas específicas “no se han dado a conocer completamente” y no tiene asegurado el apoyo necesario para sacarlas adelante.

DBRS también subraya que el alto índice de deuda pública continúa siendo una debilidad clave del crédito, lo que representa una carga para el Gobierno y reduce su margen para responder a los próximos desafíos.

En cualquier caso, señala un crecimiento sólido del PIB, por encima del promedio de la zona euro, y anticipa que la recuperación cíclica continuará aunque a un rito más lento, con un crecimiento del PIB real de 2,6% en 2018 y de 2,2% para 2019.

Respecto al mercado de trabajo, indica que aunque la tasa de desempleo ha descendido, sigue estando por encima de la zona euro, lo que se une a la situación demográfica de España, con cada vez más jubilados.

España ha prescindido de los servicios de las grandes agencias de ráting estadounidenses –S&P, Fitch y Moody’s– y la canadiense DBRS es a la única a la que paga por sus informes de calificación de la deuda soberana.

Sobre el autor

Artículos Relacionados