Varios países de la UE bloquean los impuestos a las grandes empresas digitales

Comment Off

Varios países de la UE bloquean los impuestos a las grandes empresas digitales

La oposición de casi una decena de países de la Unión Europea bloquea por el momento las posibilidades de acuerdo para introducir un impuesto sobre las ventas de las grandes empresas digitales, cuya negociación a nivel político se ha desarrollado el pasado sábado 28 de abril en el Consejo informal de ministros de Economía y Finanzas.

“Hay muchas opiniones diferentes en torno a la mesa. Mentiría si dijera lo contrario. Pero creo que hay una base amplia de apoyo para la propuesta de la Comisión Europea y, en general, la voluntad de discutir”, dijo en la rueda de prensa tras la reunión el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, responsable de la propuesta.

Es la primera vez que los ministros debaten la iniciativa, que plantea imponer un impuesto del 3 % sobre la facturación por ciertos servicios digitales de las empresas que facturen más de 750 millones de euros en todo el mundo y más de 50 millones en la UE.

Se trataría de una tasa temporal como medida urgente para paliar las bajas contribuciones de estas compañías por el impuesto de sociedades hasta que se adopte la solución que Bruselas plantea a largo plazo y que consiste en tener en cuenta la presencia digital a la hora de calcular dónde pagan impuestos.

Los países parten divididos en la negociación, dónde se necesita conseguir la unanimidad de los Veintiocho para aprobar la medida.

Irlanda, Malta, Luxemburgo, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Lituania y el Reino Unido rechazan medidas unilaterales y piden una solución internacional, según las fuentes consultadas.

Por el contrario, Francia, España, Portugal, Polonia, Eslovaquia, Bulgaria e Italia, están a favor del impuesto temporal, en tanto que el resto de los Veintiocho mantienen posiciones ambiguas.

En el caso de Alemania, el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, no intervino en el debate puesto que el nuevo Gobierno de coalición aún debe definir su postura.

Pese a ello, Scholz dijo en rueda de prensa que los países están “empujados” a reaccionar ante la digitalización de la economía y se mostró a favor de conseguir una tributación para que paguen los impuestos justos. Alemania se contaba además entre los países que en septiembre llamaron a tomar medidas urgentes.

Francia, España, Alemania, Italia, Austria, Portugal, Grecia, Bulgaria, Rumanía y Eslovenia respaldaron entonces introducir este tipo de impuestos a iniciativa de París, principal impulsora de la medida. El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, insistió hoy en que espera un acuerdo antes del fin de 2018.

Sobre el autor

Artículos Relacionados