En Venezuela persiste el desabastecimiento

No Comentado

En Venezuela persiste el desabastecimiento

En Venezuela continúa el desabastecimiento. Terminó el primer trimestre del año y no hay una solución por parte del Gobierno venezolano ante las solicitudes de las empresas privadas.

Funcionarios del Gobierno del área económica se reunieron con representantes del sector productivo, y anunciaron que el Ejecutivo había tomado 56 decisiones que estarían dirigidas a incrementar la producción y mejorar el abastecimiento. Sin embargo, estas medidas no han sido comunicadas.

Las empresas que se encargan de procesar alimentos estaban a la espera de que el Gobierno de Venezuela liquidara las deudas en divisas, autorizara los dólares para las importaciones de este año, aumentara los precios regulados y contribuyera a solucionar la conflictividad laboral que afecta la productividad de las industrias. Pero nada de esto ha pasado.

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) advirtió al Gobierno, en el mes de enero, que sus empresas afiliadas tenían una deuda acumulada con sus proveedores internacionales por 2.400 millones de dólares (1.741 millones de euros), lo que estaba afectando de forma significativa las relaciones comerciales, los envíos de productos y la importación de materias primas.

Hasta la fecha, el Gobierno de Nicolás Maduro no ha autorizado las liquidaciones de dólares al sector, lo que ha elevado la deuda hasta los 2.700 millones de dólares (1.958 millones de euros).

El Presidente de Cavidea, Pablo Baraybar, asegura que si el Gobierno venezolano cancela esta deuda, las empresas podrían comenzar a importar productos y materias primas, y así mejorar el abastecimiento.

Las decisiones del Gobierno sobre los aumentos de precios en Venezuela se han retrasado con la implementación de la Ley Orgánica de Precios Justos y la creación de la nueva Superintendencia de Defensa de los Derechos Socio-Económicos (Sundee).

En Venezuela, las empresas deben presentar trimestralmente sus estructuras de costes a los entes del Estado. A pesar de las demostraciones de los incrementos en los costes de producción, existen cerca de 204 productos que continúan con los precios congelados desde hace dos años, y a la fecha no han sido revisados.

De acuerdo a las estimaciones de Cavidea, destaca el aumento de los fletes en un 88%, de materias primas en un 80%, costes laborales en un 40%, y embalajes entre un 43% y un 60%.

Mientras las empresas privadas esperan las soluciones del Gobierno, la escasez y la inflación reinan en Venezuela.

Las ventas de alimentos y productos de consumo a través de las redes de comercio del Gobierno venezolano, como Mercal, Pdval, Abastos Bicentenario y Abastos Venezuela, se comenzarán a regir desde el 1 de abril por un nuevo sistema, que limitará la cantidad de productos y la frecuencia de compras por persona.

El Sistema de Abastecimiento Seguro, establecido por el Gobierno de Nicolás Maduro, va a funcionar por medio del registro de la huella dactilar de los usuarios. El ministro de Alimentación, Félix Osorio, informó que el registro de las personas será permanente, y se activará cada vez que los venezolanos acudan a estos comercios a adquirir productos.

Osorio aclaró que el control de cuántos productos se llevan los clientes, así como la frecuencia diaria y semanal de la compra, se hará con la huella dactilar.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)