Moody’s: las pruebas de estrés 2018 demostraran mayor resiliencia

Comment Off

 

Moody's: las pruebas de estrés 2018 demostraran mayor resiliencia

La agencia de calificación Moody’s sostiene que las pruebas de resistencia bancaria 2018 de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) mostrarán que la resiliencia o capacidad de recuperación de las entidades ha mejorado.

“Los test mostrarán que los bancos son ahora más resistentes a un ‘shock’ económico, y creemos que los resultados estarán en línea con nuestro análisis crediticio, que incluye una evaluación prospectiva de las posiciones de capital de las entidades”, ha indicado el vicepresidente de Moody’s, Swen Metzler.

El pasado 31 de enero la EBA inició las pruebas, cuyos resultados se publicarán el próximo 2 de noviembre y que incluyen una desviación del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea (UE) desde su nivel de referencia en un 8,3% en 2020, lo que resultaría en el escenario adverso más grave considerado hasta la fecha. “Será la prueba más rigurosa y exhaustiva”, subrayó Moody’s.

La calificadora ha comparado el enfoque de los test de este año con el de los de 2016. Ese año, los bancos de la Unión Europea (UE) mostraron una reducción promedio de ratio CET1, principal medida de fortaleza financiera, de 380 puntos básicos en el escenario adverso. “Los supuestos económicos más estrictos de 2018 pueden llevar a un mayor impacto general en las ratios de capital.

Sin embargo, el capital inicial de los bancos es más alto esta vez, dándoles una mayor capacidad de recuperación”, apuntó Moody’s. Según los datos de la EBA, el punto de partida medio para el capital bancario ha mejorado hasta situarse en alrededor del 14,6%, frente al 13,2% de la prueba de resistencia de 2016.

Moody’s considera que las pruebas de este año son más “difíciles” debido a que los factores clave de los supuestos escenarios macroeconómicos implican un deterioro más severo en el escenario adverso en comparación con el escenario base o de referencia.

Asimismo, la firma considera que las nuevas normas internacionales de contabilidad financiera (NIIF9) que entraron en vigor el 1 de enero de 2018 y que principalmente inciden en mayores necesidades de aprovisionamiento, contribuirán a que ésta sea uno de los test más estrictos.

Sobre el autor

Artículos Relacionados