El superávit por cuenta corriente baja el 7,9% en 2017

Comment Off

 

El superávit por cuenta corriente baja el 7,9% en 2017

De acuerdo con el avance mensual publicado por el Banco de España, la balanza por cuenta corriente acumuló un superávit de 19.800 millones de euros en 2017, lo que supone un 7,9% menos respecto a los 21.500 millones registrados el año anterior.

Esta evolución en la cuenta corriente de la balanza de pagos (que mide las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias de España con el exterior) se explica por la caída del superávit en bienes y servicios, que pasó de 33.700 a 31.100 millones.

El saldo positivo de la balanza de bienes y servicios se redujo a pesar de que la de turismo y viajes aumentó su superávit de 37.200 a 40.600 millones. Por su parte, la balanza de rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y transferencias corrientes) redujo su déficit de 12.200 a 11.300 millones.

El superávit por cuenta corriente sumado al saldo positivo de la cuenta de capital dio como resultado una capacidad de financiación de la economía española acumulada en 2017 de 21.700 millones, frente a los 24.200 millones de 2016.

El saldo neto de la cuenta financiera -excluyendo el Banco de España– fue de 62.000 millones (21,8% menos que en 2016), debido al descenso de la contribución positiva de la inversión de cartera en 17.800 millones (53,5% menos).

La inversión directa, por su parte, contribuyó con 24.500 millones al saldo total, cuando un año antes lo hacía con 16.700 millones.

Según los datos de la entidad, la deuda del Estado cerró enero en 996.057 millones de euros, lo que representa un descenso del 0,04 % con respecto a diciembre (996.472 millones).

La deuda estatal se ha reducido así en 415 millones con respecto a diciembre, si bien ha aumentado en 40.818 millones (un 4,27%) con respecto a enero de 2017, cuando fue de 955.329 millones.

La mayor parte de esta deuda, un total de 845.646 millones, se encuentra en valores de deuda a largo plazo, que incluyen las letras del Tesoro emitidas a más de un año.

El resto de la deuda se distribuye entre deuda a corto plazo (77.303 millones) y en otros instrumentos (73.108 millones).

De esta forma, la deuda del Estado se mantiene estable en el arranque del año, pero permanece en sus máximos históricos, rozando el billón de euros, continuando así en las cotas históricas que ha venido marcando en los últimos años desde que sobrepasó el umbral de los 900.000 millones en el mes de septiembre de 2015.

Sobre el autor

Artículos Relacionados