Ibercaja colabora en la restauración de la Parroquia de la Cartuja Baja

No Comentado

Ibercaja colabora en la restauración de la Parroquia de la Cartuja Baja

Ibercaja colabora, a través de su obra social, con el Arzobispado de Zaragoza en su proyecto de restauración integral del templo parroquial de La Cartuja Baja.

Así lo acordaron el jueves, en la propia parroquia del barrio rural zaragozano, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, y la directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández, en un acto en el que han estado acompañados por el párroco de la Iglesia de La Cartuja Baja, William de Jesús Otálvaro; el arquitecto de la obra, Teodoro Ríos Solá; el secretario del arzobispo, José Montoya, y el ecónomo diocesano, Ernesto Meléndez.

Ibercaja aportará 200.000 euros para esta iniciativa, que permitirá la apertura definitiva de esta iglesia a sus fines religiosos, sociales y culturales. La aportación económica de Ibercaja se destinará al proyecto de rehabilitación completa que se está realizando en la Iglesia de la Cartuja de la Inmaculada Concepción de Zaragoza, una actuación necesaria para su conservación, ya que su estado anterior ponía en grave riesgo un importante exponente del barroco aragonés.

En concreto, el objetivo principal de esta intervención ha sido adecuar el edificio para su uso como parroquia del barrio, cerrada al público desde 1990, y para ello se han realizado las soluciones más idóneas para la recuperación de la funcionalidad del templo y de sus tesoros artísticos.

El trabajo se ha acometido en tres etapas diferentes y ha contemplado desde los trabajos preliminares, ensayos y excavaciones, a los trabajos de albañilería y restauración de fábricas y pavimento, para finalizar con la restauración de las pinturas murales y la ejecución de las instalaciones más adecuadas de calefacción e iluminación del templo.

En el transcurso de la firma, Teresa Fernández ha destacado la importancia del apoyo que la Obra Social de Ibercaja presta a la conservación y puesta en valor del patrimonio, y ha mencionado la especial vinculación que desde hace años une a Ibercaja con el arzobispado de Zaragoza, con el que colabora en diferentes actividades de carácter social, y también, de conservación y puesta en valor del patrimonio aragonés.

“Seguimos trabajando como siempre en proteger el patrimonio y una de las líneas que hemos mantenido en Ibercaja toda la vida es esa recuperación de patrimonio que tenemos en Aragón”, ha señalado Fernández.

Así mismo, ha asegurado que esta forma de actuar les ha acercado “mucho” a la Iglesia. Además, ha añadido que “hay que felicitar a los vecinos de La Cartuja porque recuperar esta joya enorgullece”.

En : Cajas

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)