Exconsejero de CAM comparece en las cortes valencianas

No Comentado

Exconsejero de la CAM comparece en las cortes valencianas

Ángel Strada, exconsejero de Caja Mediterráneo (CAM), dijo ayer que el órgano de gobierno de la entidad era “como la orquesta del Titanic”, cuyo único papel era “seguir tocando para mantener la legalidad vigente”, mientras que el exdirector general Roberto López Abad era el “solista”.

Strada, que fue consejero en CAM entre 2004 y 2010, compareció ayer en la comisión de investigación de las cortes valencianas sobre la intervención de la caja alicantina por el Banco de España.

El exconsejero arremetió contra la directiva de la caja, a la que ha acusado de mostrar “desprecio” hacia el consejo de administración, que siempre fue para ella “ave de paso, un mal necesario por imperativo legal”.

“Los directivos eran como los oficiales que hicieron los botes salvavidas con millones de euros en sus bolsillos, pero el papel del consejo no era otro que el de seguir tocando para mantener la legalidad vigente”, ha ironizado.

Strada considera que el órgano del que formó parte durante seis años tenía “una función coral donde sólo había un solista, el director general, y voces de segunda que no sabían responder”.

Para la dirección de CAM, según ha dicho, el mejor consejero era uno “durmiente y dormido”, y ha acusado a los responsables de la caja de evitar informar a los consejeros, hasta el punto de que el orden del día de las reuniones de este órgano era “impuesto” y comenzaba con la aprobación de la “delegación de las funciones en la directiva”.

Cuando los consejeros preguntaban sobre cuestiones como Terra Mítica, los directivos se negaban a responder “por miedo a la filtración”, según argumentaron ante Strada, quien ha asegurado también que el consejo no conoció con antelación que la entidad iba a ser intervenida.

Strada ha comprobado tras la intervención por parte del Banco de España que al menos algunas de las actas de los consejos de administración fueron “falsificadas”, como la relativa a la aprobación de 300.000 euros en dietas del expresidente del consejo de administración Modesto Crespo, asunto del que no conoció en ninguna reunión.

Preguntado por el diputado socialista Ángel Luna respecto a esta acta en concreto, el exconsejero de la CAM ha justificado la falsedad de esa acta en que el documento no recoge preguntas de consejeros, pese a que siempre se producían, y en que si se hubieran aprobado en el consejo las retribuciones de Crespo se habría filtrado a la prensa.

Ha añadido que el consejo no aprobaba las actas, sino el presidente y la secretaria de actas, quien fue cesada “delante” de Strada, ha afirmado.

La diputada de Compromís Mireia Mollà le ha preguntado por qué cree que otros exconsejeros se han negado a reconocer que las actas fueron falseadas, a lo que Strada ha respondido que quizás lo han hecho por miedo a que se querellaran contra ellos.

“Si aparecen distorsiones en las actas, nosotros nunca supimos que eso iba a aparecer, es una barbaridad. Jamás se dijo y nos enteramos a ‘posteriori’ por la prensa”, ha puntualizado.

Strada ha recordado además que en los consejos de administración “había claramente dos grupos oficialistas, campsistas y zaplanistas”, y considera que “las disputas” entre ellos hicieron “bastante daño a la imagen de CAM“.

 

En : Cajas

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)