Ex presidente Caixa Sabadell culpa a BdE de desaparición de las cajas

No Comentado

Caixa Sabadell

El ex presidente de Caixa Sabadell, Salvador Soley, ha atribuido hoy al BdE la mayor parte de la responsabilidad por la desaparición de las cajas ya que no advirtió del crecimiento sobredimensionado del sector inmobiliario ni de la necesidad de “frenar” antes de que fuera demasiado tarde.

Soley, que ha comparecido en la comisión del Parlamento de Cataluña que investiga la desaparición de las cajas de ahorro catalanas, también ha culpado a la cámara catalana de haber apoyado la transformación de las cajas de ahorro catalanas en bancos, lo que supuso, a su juicio, “la sentencia de muerte de la Obra Social”.

“Mi visión personal es que las cajas se desviaron en los últimos años de sus principios fundacionales (…) y quizás teníamos que haber limitado nuestro crecimiento y habernos transformado en lugar de entrar en un ámbito como el inmobiliario, que era más propio de la banca”, ha dicho el que también fuera presidente de Unnim.

En este punto, el ex directivo, que asumió la presidencia de Caixa Sabadell en 2007, ha subrayado que “ahora es fácil decirlo, pero nadie en aquel momento dijo que se tenía que frenar. Y era el regulador el que podía haberlo hecho”.

“Faltó por parte del Banco de España la previsión de que el crecimiento podía pararse de manera brusca y acompañado por una gran subida del desempleo”, ha dicho.

Preguntado por los diputados por si asume parte de las responsabilidades por lo ocurrido, ha pedido a la cámara catalana que decida sobre este punto y ha destacado que “yo no tenía la capacidad de reconducir ni de arreglar lo que se nos venía encima”.

“He pasado un martirio. Ser el último presidente de una caja institucional en mi ciudad no se lo deseo a nadie”, ha afirmado.

Salvador Soley ha asegurado también que la Generalitat influyó para que Caixa Sabadell se fusionara con entidades catalanas en lugar de con otras de fuera de Cataluña con las que podía tener más afinidades, como así hizo con Caixa Terrassa y Caixa Manlleu creando Unnim, que acabó nacionalizada y comprada después por el BBVA.

El que fue el último presidente de Caixa Sabadell ha lamentado además que las exigencias de recapitalización que llegaron después del Gobierno, una vez ya integrados en Unnim Banc, se demostraron “imposibles de asumir”, lo que llevó a la situación actual.

Soley ha insistido en que se optó por la fusión en Unnim porque “no nos podíamos oponer”. “Hicimos lo que nos dijeron que hiciéramos. Pero la suma de las tres cajas continuaba siendo insuficiente para hacer frente a la gran tempestad que era esta crisis aún inacabada”, ha apuntado.

Salvador Soley ha explicado que percibió durante su mandato una retribución neta de 4.800 euros mensuales por una dedicación exclusiva.

 

En : Cajas

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)