Barclays mejora los precios objetivos de CaixaBank, Santander y BBVA

Comment Off

Barclays mejora los precios objetivos de CaixaBank, Santander y BBVA

Barclays ha decidido elevar los precios objetivos de las acciones de CaixaBank, Santander y BBVA, a la vez que ha rebajado la valoración de Sabadell, y mantiene el precio de Bankinter.

En su último informe sobre banca española tras la presentación de resultados del último trimestre de 2019, los analistas de la entidad mantienen su recomendación de posicionamiento ‘neutral’ en la banca europea y siguen apostando por ‘sobreponderar’ CaixaBank, Santander y Sabadell, ‘mantener’ las acciones de BBVA y Bankia, e ‘infraponderar’ Bankinter.

Barclays ha aumentado un 3% el precio objetivo de CaixaBank, a 3,3 euros, no solo por los resultados, sino también por los ratios de capital positivos. La firma británica ha ajustado sus previsiones sobre el banco para reflejar, entre otros, los costes de reestructuración.

En cuanto a Santander, también ha aumentado el precio objetivo del banco un 2% hasta los 4,7 euros, tras los resultados y considera que el nuevo plan del Santander mejorará el rendimiento de cara a los inversores.

En referencia a BBVA, los analistas consideran que los resultados han sido “sólidos” y han superado las previsiones, por lo que ha aumentado el precio objetivo a 5,6 euros, un 2% por encima del anterior.

Respecto a Sabadell, los analistas de Barclays consideran que la caída del precio de la acción –de un 14% el pasado viernes, cuando presentó sus resultados– es “exagerada”.

Barclays considera que la generación de capital, el aumento del dividendo a lo largo del año y la gestión de los activos tóxicos han sido muy positivas. Sin embargo, el banco ha reducido el precio objetivo de la entidad presidida por Josep Oliu a 1 euro, un 13% menos, reflejando, entre otros, la venta de su gestora.

Por su parte, los resultados de Bankia han estado “en línea con las previsiones” de los analistas. En lo que respecta a los dividendos y las remuneraciones de capital, prevé una readquisición del 2% al finales de 2020, que aumentaría al 8% y 6% en 2021 y 2022, respectivamente, cumpliendo con las ratios de regulación de capital pero retrasando el retorno de 2.500 millones de euros a los accionistas.

En el mes de enero, Barclays consideró que el nuevo Gobierno de coalición PSOE-Podemos podría obstaculizar las perspectivas de crecimiento a medio plazo para España. La fragmentación del Congreso no permitirá llevar a cabo las reformas necesarias y podría generar problemas de competitividad y de endeudamiento excesivo, señala el banco británico.

“La fragmentación del Parlamento debilita las perspectivas del Gobierno de implementar las reformas necesarias para resolver los problemas estructurales que España enfrenta actualmente como el alto desempleo o el gran déficit de la Seguridad Social y posiblemente generará nuevos problemas de competitividad o endeudamiento, obstaculizando efectivamente las perspectivas de crecimiento a medio plazo del país”, señaló la entidad en un informe.

En : Bancos, Bolsa

Sobre el autor

Artículos Relacionados