La banca catalana reduce más de 6.000 empleos en 2013

No Comentado

La banca catalana reduce más de 6.000 empleos en 2013

Las entidades financieras con actividad en Cataluña han llevado a cabo durante 2013 reducciones de personal que suman más de 6.000 empleos, quedando pendiente la venta de CatalunyaCaixa, actualmente en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), que está prevista para la primera mitad de 2014 y que podría originar nuevas salidas de personal en la región.

CaixaBank, entidad presidida por Isidro Fainé, acordó en marzo con los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 2.600 trabajadores (que se cubrió con bajas voluntarias) y 800 movilidades de puesto de trabajo, a aplicar entre 2013 y 2014.

CatalunyaCaixa tiene en marcha un ERE para 2.153 empleados, aunque puede haber cambios y reducirse si se externalizan servicios y si se acaba cerrando antes de fin de año la operación de venta de la parte inmobiliaria, con 180 trabajadores.

BBVA, presidida por Francisco González, unificó en mayo su red con la de Unnim, lo que supuso cerrar 91 sucursales y la consiguiente reducción de plantilla; en octubre de 2012 pactó con los sindicatos 618 salidas voluntarias, así como excedencias, prejubilaciones y traslados hasta un total de 1.218 personas (un 40% de los empleados de Unnim), que finalmente quedaron en algo más de 1.100 debido a que ya se habían producido bajas desde que Bruselas aprobó la fusión en julio; a aplicar hasta junio de 2014.

Bankia, donde se integró Caixa Laietana, planteó en septiembre la reducción de 659 puestos de trabajo en Cataluña hasta fin de año, en un ERE que se enmarca en la reestructuración del banco presidido por Jose Ignacio Goirigolzarri en toda España, y que supone el cierre de casi el 60% de la red de oficinas en Cataluña, con la clausura de 208 sucursales y la continuidad de 146.

Por su parte, Banco Sabadell es el único que ha evitado despidos este año, ya que rubricó con los sindicatos el 27 de septiembre un acuerdo para retirar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (Erte) que afectaba a un total de 1.420 trabajadores por un periodo de dos años a cambio de otras medidas para reducir costes.

La entidad de Josep Oliú había presentado el Erte tras analizar los excedentes de personal por la integración de la red y el negocio de la antigua Caixa Penedès en Cataluña y Aragón.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)