BBVA apuesta por los ODS para combatir el cambio climático

Comment Off

BBVA apuesta por los ODS para combatir el cambio climático

Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA, ha apostado en la Cumbre Europea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, por los ODS como herramienta frente al cambio climático, y ha defendido el papel de las entidades financieras en la transición energética.

El 25 de septiembre de 2015, las Naciones Unidas adoptaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para proteger el planeta y luchar contra la pobreza con el fin de construir un mundo más próspero,  justo y sostenible para las generaciones futuras.

Los líderes europeos en materia de sostenibilidad debaten entre el 26 y el 30 de octubre, en la Cumbre Europea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuál es la mejor forma de conseguirlo, especialmente tras la pandemia. Existe un consenso en la necesidad de involucrar tanto a gobiernos como a la sociedad civil y a las empresas. Es el caso de BBVA, que ha incorporado en su plan estratégico varios ODS con el fin de combatir el cambio climático y conseguir un crecimiento inclusivo.

El director global de Negocio Responsable de BBVA, Antoni Ballabriga, ha explicado en la cumbre europea que los bancos pueden jugar un papel clave en la transición hacia un futuro sostenible. Hace un año más de 130 bancos, entre los que se encuentra BBVA, firmaron el primer marco global de sostenibilidad para la industria bancaria: los Principios de Banca Responsable. En la actualidad casi 200 bancos —más de un tercio de la industria bancaria mundial— con más de 1.600 millones de clientes en todo el mundo son signatarios de estos principios.

“Después de un año es evidente que hemos dado pasos relevantes”, ha afirmado Ballabriga, en el panel Financiación sostenible para la transformación de empresas: el cambio de una economía de volumen a una economía impulsada por el valor. Para Ballabriga, lo más destacable de los Principios de Banca Responsable es la evaluación de impacto y la fijación de metas. Todo ello manteniendo el compromiso de alinear las acciones con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Del mismo modo, ha destacado la creación del Consejo Asesor de la Sociedad Civil, que será un órgano que aportará a UNEP FI (la alianza del sector financiero con Naciones Unidas) una visión de contraste independiente para la implementación de los principios en temas clave como el cambio climático, la biodiversidad y los ecosistemas, los derechos humanos, la pobreza, la inclusión social y la transparencia.

Tres de los cinco ODS en los que se centra BBVA —el 7, el 12 y el 13— persiguen precisamente frenar los impactos del cambio climático. El 2019 fue el segundo año más caluroso de todos los tiempos y marcó el final de la década más calurosa que se haya registrado jamás, según Naciones Unidas. Además, el año pasado los niveles de dióxido de carbono y de otros gases de efecto invernadero en la atmósfera aumentaron hasta niveles récord.

BBVA anunció en 2018 que movilizaría 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible. A junio de 2020, la entidad financiera había alcanzado la cifra de  40.000 millones. “No solo en financiación verde, también en infraestructuras sociales e inclusión financiera”, ha afirmado Ballabriga. Esta cuantía se ha destinado en concreto a financiación verde (63%); inclusión financiera y espíritu empresarial (13%); infraestructuras sociales y agroindustria (9%); y otras finanzas sostenibles (15%).

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados