Deutsche Bank: Alemania necesita un banco global

Comment Off

Deutsche Bank: Alemania necesita un banco global

Christian Sewing, presidente de Deutsche Bank, ha afirmado que “Alemania necesita un banco global”, algo que también consideran las autoridades alemanas de supervisión financiera (BaFin).

Desde hace semanas han circulado rumores de fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank, que es el segundo banco privado de Alemania y está parcialmente nacionalizado, aunque también se ha especulado en algunos momentos sobre la fusión de Commerzbank con algún banco francés o el Santander.

Sewing dijo en un foro sobre banca, organizado por el diario “Handelsblatt”, que en la zona del euro hay 5.500 institutos financieros y se preguntó cuántos de ellos pueden gestionar de verdad riesgos en una economía mundial cada vez menos previsible y cuántos están en forma.

“Europa no necesita muchos bancos. Europa necesita sobre todo bancos fuertes” que acompañen a las empresas internacionales como gestores de riesgos, según el presidente del Deutsche Bank.

“La semana pasada la autoridad de supervisión financiera BaFin enfatizó que Alemania necesita un banco global, que pueda acompañar a las empresas en el extranjero”, recordó Sewing.

La fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank sería una solución nacional y un paso adelante en el proceso de consolidación del sistema bancario en Alemania.

Pero se ha criticado que tanto Deutsche Bank como Commerzbank tienen ahora demasiados problemas que solucionar y que la fusión de dos entidades débiles no sería una buena solución.

Sewing añadió que en momentos de tensiones en las relaciones transatlánticas sería arriesgado dejar la importante función de la financiación y la gestión de riesgo a pocos bancos no europeos.

En este sentido, recordó qué ocurrió en la recesión tras la crisis financiera en 2008 después de que los bancos extranjeros redujeran su oferta de créditos mucho más que los nacionales.

“Por ello las empresas europeas necesitan alternativas nacionales fuertes”, dijo Sewing.

Sewing, dijo que la causa de la crisis en Turquía es “el elevado endeudamiento exterior” del país.

En un foro sobre banca, organizado por el diario “Handelsblatt”, Sewing consideró que “no hay una solución fácil y rápida”.

Sewing añadió que ha sido inesperado el dramatismo con el que se ha recrudecido la crisis en Turquía, si bien las tensiones entre Ankara y Washington sólo han sido el desencadenante.

“Las causas son más profundas y es, sobre todo, el elevado endeudamiento exterior de Turquía”, según Sewing.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados