José Antonio Álvarez (Santander): “El BCE debería decidir en el futuro el dividendo en función de la capacidad de generación de resultados de las entidades”

Comment Off

José Antonio Álvarez (Santander): “El BCE debería decidir en el futuro el dividendo en función de la capacidad de generación de resultados de las entidades”

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander, ha asegurado que la entidad ve con lógica que el BCE permita a los bancos repartir dividendos en función de su capacidad de generar beneficios recurrentes. “Como no puede ser de otra forma, el BCE debería decidir en el futuro el dividendo en función de la capacidad de generación de resultados de las entidades”, afirma el ejecutivo.

Sobre los resultados obtenidos por Banco Santander en el primer semestre del año, Álvarez recalca, “hemos crecido en stocks en todos los mercados, los ingresos se han comportado bien y se han reducido los costes”, al tiempo que ha recordado que los históricos números rojos del banco se deben a ajustes “no recurrentes”. “Es una crisis de naturaleza diferente a las otras, normalmente focalizadas en algún sector o país, aquí afecta de forma global y ha llevado a situaciones que no tienen precedentes, como el cierre de la economía y que la gente no pueda salir de sus casas. Los efectos sobre las valoraciones son diferentes y más intensos”, ha agregado.

Las cifras del ajuste contable de 12.600 millones, “son cargos importantes en tamaño, pero sin impacto en capital ni resultados. Es el resultado de un ejercicio que hacemos todos los años, normalmente en el último trimestre, pero este año por el entorno económico diametralmente diferente lo hemos hecho ahora”, ha comentado José Antonio Alvarez. El daño económico del covid ha provocado que empeoren las perspectivas económicas y “un entorno de tipos de interés más bajos durante más tiempo”.

De los 12.600 millones de deterioro del fondo de comercio, la mayor partida corresponde a Reino Unido, donde la valoración cae 6.101 millones. Le siguen los créditos fiscales, “este ajuste no cambia la importancia estratégica de los mercados ni de los negocios del grupo”, expone la entidad. Sin el efecto contable, Santander hubiera ganado 1.908 millones en el semestre, un 53% menos que en la primera mitad de 2019. “Generar este beneficio tiene mucho mérito”, ha aseverado Álvarez.

Con respecto a la morosidad, el directivo de Banco Santander, indica “hemos provisionado 7.000 millones, no porque hayamos registrado más morosidad ya, sino porque los modelos nos dicen que vamos a tener mayores pérdidas crediticias”. Sobre los volúmenes, “los ritmos de crecimiento extraordinarios que hemos tenido en empresas no se van a mantener, yo esperaría volver a los ritmos anteriores. En particulares, la dinámica de originaciones está mejorando. En consumo, dependerá de si la economía vuelve a la normalidad”, ha explicado.

Sobre los dividendos, Álvarez continúa, “el perjuicio mayor que veo de no repartir dividendos es que los inversores hacen sus inversiones en función de los riesgos que esperan, y si no se pueden pagar, lo que ocurre es que nuestro coste del capital sube, lo que rebajan las cotizaciones, y esto nos preocupa si el mantenimiento en el tiempo es largo. “El pay out estaba establecido sobre el beneficio subyacente, que ha sido de 2.000 millones en el primer semestre, y esperamos seguir estableciendo beneficios de forma recurrente, por ello pensamos que podríamos pagar dividendos con cargo al ejercicio de 2020”, ha añadido.

En cuanto a la transformación digital de Banco Santander, el proceso irá en detrimento de las oficinas físicas como estrategia para contener costes. La entidad ha aventurado que el impacto en la plantilla será desigual, con reducciones en las sucursales, aunque no ha dado números del recorte. “Las plantillas crecerán en algunos lados y disminuirán en otros. El comportamiento de los clientes determinará la intensidad y la adecuación de los medios. La oficina física está perdiendo importancia”, ha explicado Álvarez.

Finalmente, sobre  fusiones, ha matizado Jose Antonio Alvarez que se produjeron por “contextos que eran a raíz del acuerdo de la Unión Europea, cualitativamente muy importante, y que indica un empuje hacia un mercado único más integrado. Y eso probablemente indica un deseo de profundizar en la Unión Bancaria. Si esos elementos se producen, las fusiones transfronterizas serían más probables”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados