BBVA trabaja para poner fin a la pobreza

Comment Off

BBVA trabaja para poner fin a la pobreza

BBVA tiene el firme propósito de contribuir para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº1 de Naciones Unidas: el fin de la pobreza. Desde el ámbito financiero, uno de los mecanismos que más contribuye a erradicar la pobreza tiene que ver con la inclusión financiera.

Por ello desde la entidad, promueven la educación financiera a través de su Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA, como un elemento clave para la inclusión social y económica. En este punto, la labor de la Fundación Microfinanzas BBVA es, también, fundamental.

A través de la Fundación Microfinanzas BBVA, una entidad sin ánimo de lucro constituida en 2007, con el objetivo de apoyar, con una dotación de 269 millones de euros, a personas vulnerables que cuentan con actividades productivas. Publican anualmente su informe de desempeño social “Midiendo lo que realmente importa”.

La entidad ha impulsado la inclusión financiera con el desarrollo de un modelo de negocio para atender a la población con menores ingresos en países emergentes en los que el Grupo opera. Este modelo está basado en el uso de las nuevas tecnologías digitales, el incremento de productos y servicios a través de plataformas sin sucursal y soluciones financieras innovadoras de bajo coste diseñadas para este segmento.

A cierre de 2018, BBVA contaba con 8,4 millones de clientes en este segmento y en 2019 plantea impulsar programas locales. BBVA también ha impulsado la colaboración con entidades sociales; en 2018 la entidad destinó 104,5 millones de euros a iniciativas sociales y más de 8 millones de beneficiarios.

En total, más de 24 millones de personas se han beneficiado con el Plan de Inversión en la Comunidad.

Dentro de su compromiso con las sociedades donde está presente, BBVA contribuye también a alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº2 de Naciones Unidas: poner fin al hambre y fomentar la agricultura sostenible. Los 17 ODS son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Una iniciativa con la que la ONU se dirige también al mundo empresarial apostando por alcanzar alianzas entre el sector privado y público.

La malnutrición y el hambre, que afectan a más de 790 millones de personas en el mundo, tienen su origen en muchas ocasiones en la mala calidad de las cosechas, los ciclos de producción, las limitadas infraestructuras disponibles para el cultivo o el transporte o tienen que ver directamente con causas relacionadas con  el cambio climático. Unas causas contra las que se puede luchar disponiendo de los medios adecuados y más importante aún, con una voluntad firme y coordinada de todos los actores implicados.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados