Banco Santander apunta a los 50 millones de clientes digitales

Comment Off

Banco Santander apunta a los 50 millones de clientes digitales

Banco Santander ha enfatizado que el futuro pasa por los clientes digitales. Una máxima que tanto su presidenta, Ana Botín, como su consejero delegado, José Antonio Álvarez enfatizaron en el reciente Investor Day de la entidad.

Este número se prevé conseguir a medio plazo entre los clientes particulares y empresariales que reciben servicios del grupo financiero a través de canales digitales.

En los últimos años este tipo de clientes ha ido en aumento. En 2015 la entidad contaba con menos de 17 millones de clientes digitales. Ya en 2018, el número había ascendido a 32 millones. Estas cifras reflejan las dimensiones, tanto en negocio como en importancia de futuro, de la estrategia de transformación digital que está adoptando el banco. Los clientes digitales generan el doble de ingresos que los no digitales y las operaciones puramente digitales generan menos costes.

La estrategia para conseguir esta meta pasa por mejorar la experiencia de los clientes, ya que los usuarios de servicios bancarios utilizan más de una entidad, tanto si son empresas como si son particulares, y vincularse con un banco principal significa contratar con él la mayor parte de sus servicios y productos personales.

Banco Santander cree que la digitalización le permitirá aumentar notoriamente el número de sus clientes vinculados: su objetivo es alcanzar los 26 millones a medio plazo (ahora son 20 millones).

Asimismo, la entidad considera que la experiencia de cliente pasa por una plena digitalización. Los servicios deben ser omnicanal, inteligentes, modulares y abiertos. O lo que significa: los canales no pueden estar aislados unos de otros.

Parte del logro de los objetivos del banco pasa por generar una filosofía e infraestructuras tecnológicas modulares, de plataformas digitales globales fácilmente escalables en tamaño y funciones, con productos y servicios disponibles de modo centralizado pero manejables a nivel local desde cualquier país. Esta arquitectura permitirá al banco ir más allá de responder a las realidades del mercado a crearlas activamente en conjunto con el cliente.

Esta digitalización permitirá al Grupo Santander recortar sus costes operativos en 1.200 millones al año, con una bajada de gastos sólo en Europa del 10%. El grupo invertirá 20.000 millones de euros en tecnología en cuatro ejercicios, 5.000 por año. Este gasto es equivalente al 9,9% de los ingresos que la entidad generó en 2018 y que según el banco lo situará en niveles semejantes a los que manejan los cuatro grandes bancos estadounidenses.

En esta materia, Banco Santander aspira también a que sus ventas digitales sean superiores al 50% del total. Los ingresos que generan los clientes de este perfil duplican el negocio habitual.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados