Liberbank gana 111 millones de euros en 2019

Comment Off

Liberbank gana 111 millones de euros en 2019

Liberbank ha logrado un beneficio neto de 111 millones de euros en 2019. La cifra supone un avance del 0,6% respecto al dato de 2018, gracias a la ausencia de aportaciones significativas de atípicos o de operaciones financieras.

La entidad ha destacado que estas ganancias se han conseguido gracias al impulso de la actividad comercial típica, por lo que el consejo de administración propondrá a la junta el abono de un dividendo en metálico de 22,1 millones de euros a cargo de 2019.

En concreto, el margen de intereses de Liberbank alcanzó los 467 millones de euros en el ejercicio, con un incremento del 3,2%, mientras que sólo en el último trimestre ascendieron a 121 millones de euros, el más elevado desde que los tipos se encuentran en negativo.

Paralelamente, los ingresos por comisiones crecieron un 4%, hasta los 191 millones de euros, destacando los recurrentes del negocio de seguros y fondos de inversión, que se elevaron en un 6,3% y un 22,5%, respectivamente.

Estas cifras compensaron la disminución de los resultados por operaciones financieras, que descendieron un 31,4%, hasta 23 millones de euros, y otros resultados de explotación, de forma que el resultado bruto alcanzó los 640 millones de euros, en línea con 2018.

Por su parte, los gastos disminuyeron un 4,7%, a pesar de que los costes laborales se elevaron un 0,4%. De este modo, el margen del negocio bancario ‘core’ –margen de intereses más comisiones, menos gastos de administración– creció un 13,8%.

El balance de Liberbank registró en 2019 un crecimiento del 6,9%, hasta los 41.947 millones de euros. En el conjunto del ejercicio se han consolidado las tendencias positivas de los últimos trimestres, tanto en el pasivo como en el activo.

Así, ha continuado el crecimiento tanto de los recursos de clientes como de la inversión crediticia productiva y, a su vez, la reducción sostenida y acelerada de la cartera de activos improductivos, tanto en mora como adjudicados.

Asimismo, Liberbank aceleró el proceso de reducción de la cartera de adjudicados, que en el conjunto del año cayó un 25,4% debido a la venta de activos, principalmente en operaciones minoristas, de 582 millones de euros, siendo casi la mitad de las ventas (un 45%) suelos y obra en curso.

En conjunto, la cartera de activos improductivos (dudosos y adjudicados) se redujo en 827 millones en 2019, lo que supone un descenso interanual del 26,6% y una mejora de la ratio de 3,8 puntos porcentuales, hasta situarse en el 8,6%.

El volumen total de recursos al cierre del año fue de 37.415 millones, un 6,5% más que un año antes, debido tanto a la evolución de los recursos de clientes, que aumentaron un 4,3%, como de los recursos mayoristas, que se elevaron un 31%, que incluye la colocación con sobredemanda de la emisión de 996 millones en cédulas hipotecarias en el tercer trimestre).

De otro lado, Liberbank alcanzó un saldo total de crédito productivo de 24.186 millones de euros, lo que supuso un incremento del 10,2% interanual, en un entorno en el que aún predomina el proceso de desapalancamiento.

La entidad ha destacado la evolución en la financiación hipotecaria, que alcanzó un volumen de 14.091 millones de euros, lo que supuso un crecimiento en términos interanuales del saldo vivo de 4,5%.

También logró un crecimiento del saldo vivo de financiación al consumo, que aumentó un 9,7%, hasta los 881 millones. En su caso, la financiación a actividades productivas, pese a los síntomas de ralentización económica, mejoró ligeramente, hasta alcanzar los 5.690 millones de euros, un 0,1% superior al año anterior.

Por último, Liberbank alcanzó al cierre del ejercicio 2019 un nivel de capital de máxima calidad (CET 1 Common Tier 1) del 14,6%, una ratio de capital Nivel 1 del 14,6% y una ratio de capital total del 16,1%. En términos ‘fully loaded’, la ratio de capital CET 1 se situó en el 13%, el capital Nivel 1 en el 13% y el capital total en el 14,6%.

Liberbank cree que “mantiene una sólida posición de liquidez, que se refleja en la financiación del crédito con depósitos minoristas”. En concreto, este parámetro fue del 99,7%, mientras que la ratio de liquidez a corto plazo (LCR) se situó en el 221%, y la ratio de disponibilidad de recursos estables (NSFR) en el 113%.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados