Renta 4 Banco se abre a la integración con plataformas y agregadores fintech

Comment Off

Renta 4 Banco se abre a la integración con plataformas y agregadores fintech

Renta 4 Banco se abre a la integración con plataformas y agregadores fintech, en aplicación de la directiva europea sobre medios de pago (PSD2), según ha informado la entidad.

Esta norma marca la forma en la que la entidad dará acceso a terceros, siempre que su cliente así lo haya solicitado previamente, para acceder a determinados datos bancarios, a través de su interfaz de APIs.

La interfaz de APIs es una forma de acceso estándar para todas las entidades bancarias de la Unión Europea, lo que facilita a las fintech el acceso a las mismas.

De este modo, los clientes de Renta 4 podrán beneficiarse de las ventajas que ofrece esta nueva directiva, como un acceso sin barreras al comercio electrónico o una mayor transparencia en la provisión de servicios financieros.

“El acceso a la interfaz de APIs supone continuar con nuestro claro compromiso con el open banking”, ha afirmado el director de desarrollo digital de Renta 4 Banco, Miguel Jaureguízar, asegurando que la aplicación de la normativa PSD2 es una oportunidad para colaborar con empresas tecnológicamente innovadoras que ofrecen otros servicios de valor añadido.

Renta 4 Banco informó días atrás que ganó 6,5 millones de euros en la primera mitad del año, un 26 % menos que en el mismo periodo de 2018, afectado por la caída de las comisiones netas por los bajos volúmenes de negociación y la incertidumbre sobre la evolución de los mercados. Según ha informado la sociedad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el volumen del patrimonio de clientes de la red propia ha disminuido ligeramente respecto a la primera mitad de 2018, hasta 11.630 millones.

Los activos de clientes bajo gestión, ya sean fondos de inversión, sicavs o fondos de pensiones, ascendían a 9.889 millones a finales del primer semestre, frente a los 10.058 millones de un año antes. En fondos de inversión propios, el patrimonio gestionado era de 3.431 millones, frente a los 4.013 millones de junio de 2018. En fondos de otras gestoras, el volumen comercializado sumaba 1.593 millones, un 17,6 % más, mientras que el patrimonio gestionado en sicavs ascendía a 1.112, por debajo de los 1.197 millones de un año antes.

En el primer semestre de este año el patrimonio ha caído en 417 millones de euros, debido, explica el banco, a su política de mantener el menor nivel posible de saldos líquidos sin invertir y el número total de cuentas de la red propia asciende a 82.176 frente a las 79.182 del año anterior.

Los ingresos por comisiones cayeron un 12,3 % en el primer semestre, hasta 63,07 millones, y aunque las operaciones financieras se dispararon un 176,9 %, el beneficio neto cayó un 26 %.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados