BBVA estima que el PIB ha caído entre un 20 y un 25% en el primer semestre

Comment Off

BBVA estima que el PIB ha caído entre un 20 y un 25% en el primer semestre

Rafael Domenech, el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, ha estimado que la actividad económica española puede haber sufrido una contracción de “entre el 20 y 25%” durante el primer semestre del año y, según el consenso de los expertos, concluirá el ejercicio con una caída del PIB “por encima del 10%”.

La previsión la formuló tras publicar el INE que el PIB se contrajo un 5,2% en el primer trimestre y anticipar el Banco de España que en el segundo trimestre pudo retroceder una media del 20%.

“Todavía hay muchas incertidumbres, pero quedan pocas dudas de que va a ser la crisis económica más intensa desde final de la Guerra Mundial para la mayor parte de las economías, incluida la economía española”, refirió durante un encuentro sobre pensiones organizado por ‘Expansión’ y Deusto Business Alumni.

Si bien reconoció que, con la desescalada “ya se ha iniciado la recuperación”, apuntó que hay todavía “un porcentaje elevado” de empresas que no han vuelto a recuperar su actividad y algunas “ya han cerrado” al no poder volver y recordó que hasta finales de abril “alrededor de un millón de trabajadores” habían perdido su empleo y 3,4 millones se habían acogido a ERTE.

Domenech estimó que, “aun siendo de carácter temporal”, la crisis “va a ser seguramente más profunda y la recuperación más lenta que en otras economía de la Unión Europea” porque la crisis sanitaria ha exigido medidas de confinamiento y restricciones de movilidad “más intensas y restrictivas”.

Influye además que en España hay un peso mayor de sectores que tardarán más tiempo en normalizar su actividad como el turístico, el mercado de trabajo es “menos eficiente” y el tejido productivo cuenta con más pequeñas y medianas empresas con “menor capacidad de aguante”, además de haberse ampliado la dependencia de cadenas productivas que se han visto “muy perjudicadas” por la internacionalización de las compañías.

Los costes asociados a las crisis sanitarias y a las medidas articuladas para ayudar a empleados, familias, empresas y autónomos, unido a la caída de los ingresos tributarios por la menor actividad conducirán, según sus cálculos, el déficit al 14-15% y, a su juicio, hay que empezar a trabajar ya en reconducirlo.

Domenech explicó que no se trata de hacerlo ahora o el próximo año, pero advirtió que si se empieza “a garantizar la estabilidad presupuestaria a partir del 2022 posiblemente surjan dudas sobre nuestra estabilidad” y acabe, como se ha visto en otros países, en una situación de “insostenibilidad” que obligue a “ajustes muy dramáticos”, por ejemplo, en pensiones como ocurrió en Grecia y Portugal.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados