4.3 C
Madrid
lunes, abril 12, 2021
Inicio Bancos Kutxabank alcanza un preacuerdo de convenio colectivo

Kutxabank alcanza un preacuerdo de convenio colectivo

Kutxabank alcanza un preacuerdo de convenio colectivo

Kutxabank ha alcanzado un preacuerdo de convenio colectivo hasta 2024 con la mayoría sindical del banco, lo que le permitirá realizar la transición hacia una mayor digitalización, auge del teletrabajo y reducción de oficinas, en medio en las mejores condiciones posibles tras garantizarse la paz laboral durante los próximos años.

La dirección de Kutxabank ha llegado a un acuerdo para la firma del tercer convenio de la entidad financiera, que se extenderá hasta el final de 2024 y, con una ultraactividad, el periodo durante el cual puede prorrogarse de forma tácita para permanecer vigente, hasta finales de 2026. El pacto ha sido suscrito por los sindicatos CCOO, Pixkanaka y ALE, que ostentan el 59% de la representación en el grupo bancario. No han firmado las centrales ELA y LAB, ni Asprobankit.

En un escenario malo para el negocio bancario de tipo de interés cero, con una coyuntura económica adversa por efectos de la pandemia de coronavirus, Kutxabank ha logrado un acuerdo que contiene los gastos salariales.

Así, los trabajadores de Kutxabank tendrán una subida salarial del 0,75% en el ejercicio ya pasado de 2019 pues el anterior convenio había terminado en 2018. En 2020, año del covid, habrá congelación de sueldos y para el presente 2021 podrá contabilizarse una pequeña subida salarial de hasta el 0,75% siempre y cuando la evolución del IPC sea la pactada. Para el próximo ejercicio de 2022 los salarios podrán aumentar hasta el 1,5% y en los dos últimos ejercicios de vigencia del convenio podrá alcanzar el 1,75%.

Teniendo en cuenta el creciente auge del trabajo y la eliminación de sucursales prevista, el preacuerdo también regula el teletrabajo de la plantilla del banco. Así, se define el teletrabajo como tal cuando se desarrolla fuera de la entidad financiera una jornada laboral de entre el 30% y el 80% del horario habitual.

Hace algunas semanas, el Grupo Kutxabank informó que cerró el ejercicio 2020 con un beneficio neto de 180,3 millones de euros, una cifra casi un 50% inferior a la registrada el ejercicio anterior. El banco vasco destinó 346 millones a provisiones, debido a la incertidumbre sobre la duración de la crisis provocada por el coronavirus.

A pesar de un año golpeado por la pandemia y afectado por los tipos de interés negativos, Kutxabank asegura que ha cumplido los principales objetivos fijados a principio de 2020, tanto en términos de ingresos ‘core’, crecimiento de los márgenes, mejora de la calidad de los activos, afianzamiento del liderazgo en solvencia y transformación digital.

No obstante, la entidad presidida por Gregorio Villalabeitia se dotó de coberturas y destinó un total de 457 millones de euros, 346 millones con cargo a resultados del ejercicio y otros 111 millones deducidos del capital, en cumplimiento de la recomendación supervisora para alcanzar una cobertura progresiva de hasta el 100% de los activos dudosos. En conjunto, 325 millones más que en el mismo periodo de 2019, política de provisiones que condicionó el beneficio neto.

La solidez del modelo de negocio bancario de Kutxabank se reflejó en la estabilidad de sus ingresos bancarios recurrentes que, con 1.076,9 millones de euros, se situaron en línea con los resultados alcanzados en 2019. Destacó que cerca del 50% de estos resultados provino de ingresos diversificados no dependientes de los tipos de interés.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -