Banco Santander, líder en financiación de proyectos de energías limpias

Comment Off

 Banco Santander, líder en financiación de proyectos de energías limpias

Banco Santander ha sido categorizado por Dealogic como empresa líder en número de operaciones mundiales referentes a financiación de proyectos de energías limpias. En 2018, Santander contribuyó a hacer posible la instalación de 6.689 MWs, o lo que es lo mismo, una capacidad equivalente al consumo de 5,7 millones de hogares.

En relación al cambio climático, la forma de detenerlo pasa por descarbonizar.

Banco Santander declaró hace unos años que “el sector bancario tiene que desempeñar un papel preponderante en la transformación del sector energético”. Y uno de sus instrumentos principales corre a cargo de su filial Santander Corporate & Investment Banking, que ha coordinado varias emisiones de bonos verdes y sostenibles y préstamos sindicados ESG. En 2018, su participación en las primeras ascendió a 730 millones de euros, y las emisiones ligadas a los segundos 2.017 millones de euros.

Asimismo, la línea de crédito de 200 millones para la construcción de centrales de energías renovables en España con el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB); o de 84 millones en colaboración con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para financiar la compra de equipos fotovoltaicos en Brasil; o de 50 millones de euros con el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) para financiar inversiones en eficiencia energética en empresas polacas; o líneas de financiación por importe de 345 millones para proyectos de eficiencia energética y energías renovables, lo que sumado a lo dedicado en el último trienio eleva esa cifra hasta los 1.080, con destino Brasil, Polonia, Perú y España.

Banco Santander también gestiona nueve fondos socialmente responsables, que tienen entre sus criterios de inversión los criterios medioambientales; siete de ellos en España, uno en Brasil y otro en Portugal.

El grupo presidido por Ana Botín también trabaja en la huella ambiental. En 2001 comenzó a medirla y a partir de 2011 comenzó a aplicar medidas para reducirla.

El año pasado, España retornó al ‘top ten’ mundial en renovables, liderando el crecimiento en este terreno gracias a una inversión que se multiplicó por siete, hasta los 6.800 millones. Un paso importante pero que no dará resultado real si no se escala a nivel planeta.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados