Regulador británico pide retirar control del Libor por parte de BBA

No Comentado

La Autoridad de Servicios Financieros del Reino Unido (FSA, regulador británico)  ha recomendado que se procese a los banqueros que manipulen el Libor, además, pide que se retire a la Asociación Bancaria (BBA) la supervisión de esta tasa interbancaria.

El director de la FSA, Martin Wheatley, divulgó hoy sus recomendaciones, a petición del Gobierno, sobre el cálculo del Libor, tras el escándalo del pasado junio cuando el banco Barclays fue multado por manipular esta tasa que es referencia en varias divisas y sobre multitud de productos financieros.

En concreto, el Barclays fue multado con 290 millones de libras (unos 362 millones de euros) por manipular el Libor y su equivalente europeo, Euribor, entre 2005 y 2009 para favorecer sus intereses, lo que provocó la dimisión de su cúpula directiva.

La Asociación Bancaria británica (BBA, siglas en inglés) fija diariamente el Libor para 10 divisas a partir de los datos procedentes de entre 8 y 20 entidades, que proponen la tasa a la que consideran que otros bancos les prestarían dinero.

Al divulgar hoy sus recomendaciones, Wheatley se mostró a favor de aplicar importantes reformas en el sistema para evitar que se repita el escándalo, que calificó de “comportamiento escandaloso”, especialmente en momentos de una crisis bancaria.

El director de la FSA acusó, además, a la asociación bancaria de haber “claramente fracasado” a la hora de supervisar el Libor y recomendó que se le retire esa responsabilidad.

De esta manera, Wheatley propuso invitar a otros grupos interesados para que se hagan cargo de la supervisión, pidió el establecimiento de un código de conducta y que se haga una auditoría de manera regular.

El ministro británico de Economía, George Osborne, le había pedido el pasado julio al regulador financiero que estudiara una serie de reformas para corregir la situación, por lo que ahora el Gobierno deberá evaluarlas antes de decidirse su aplicación.

Si bien Wheatley puntualizó que el Libor no debe ser sustituido, se mostró a favor de profundas reformas, algo que consideró “vital”.

“El sistema está roto y necesita una completa reestructuración”, dijo el director del regulador, que calificó de “preocupante” lo que salió a la luz durante el verano sobre el Libor.

Según afirmó, el escándalo de esta tasa no respondió a un grupo de agentes bancarios, sino a un “problema sistemático” en la industria del sector financiero.

En respuesta a estas propuestas, un portavoz del Tesoro británico señaló que ha dado su apoyo inicial a las recomendaciones.

Por su parte, la autoridad bancaria también admitió que una revisión es un “paso esencial” para reformar el sistema y apuntó la posibilidad de que acepte la recomendación de Wheatley para entregar la responsabilidad de la supervisión a un nuevo administrador.

La BBA, que supervisa la tasa desde hace décadas, se ha comprometido a trabajar con el Gobierno para restablecer la confianza en el sistema financiero.

Más de una docena de bancos británicos e internacionales son investigados por reguladores de varios países por la presunta alteración del Libor.

El Libor (London interbank offered rate) es referencia para productos financieros en todo el mundo por valor de 360.000 millones de dólares (270.000 millones de euros), y sus críticos creen que su cálculo siempre ha carecido de la transparencia necesaria.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)