Banco Santander Chile coloca exitosamente primer bono en pesos con tasa flotante en el mercado local

Comment Off

Banco Santander Chile coloca exitosamente primer bono en pesos con tasa flotante en el mercado local

La filial de Banco Santander en Chile se convirtió en el primer emisor en colocar un bono en pesos con tasa flotante en el mercado de deuda local. La demanda alcanzó 2,5 veces el tamaño de la emisión y provino principalmente de fondos mutuos, AFPs y bancos.

Para Emiliano Muratore, Chief Financial Officer de Santander Chile, “la creación de este instrumento refleja nuestra sólida posición de liderazgo en el sistema financiero local y además nos permite dar mayor profundidad al mercado de deuda chileno acercándonos a los más altos estándares internacionales. El resultado de la colocación evidencia también una excelente recepción de parte de los distintos inversionistas en el país”.

Según informó Banco Santander, el desarrollo del producto comenzó hace más de un año y culminó con un extenso roadshow local, gracias al cual los principales inversionistas conocieron sus características.

El Santander explicó que el instrumento, que paga intereses variables con cupones anuales calculados en función de la tasa cámara más un spread, se colocó a través de un remate holandés, adjudicándose a un precio de 101,02, lo que representa un spread de 66 puntos básicos sobre la tasa cámara. La serie U4 por un total de $ 75.000 millones vence el 10 de enero de 2022 y está clasificada con rating AAA por las agencias locales Fitch Ratings y Feller Rate.

Con este nuevo instrumento, Banco Santander busca satisfacer la necesidad del mercado local de tener una alternativa de inversión que entregue protección directa al alza en las tasas de interés, además de desarrollar en Chile el mercado de deuda en tasa flotante tal y como ocurre en los principales mercados financieros desarrollados. En Estados Unidos, por ejemplo, el 17% de los bonos vigentes de emisores financieros son flotantes.

Banco Santander Chile es una de las empresas con mejores clasificaciones de riesgo en Latinoamérica, con un rating A1 de Moody’s, A de Fitch y A de Standard and Poor’s. Además, es el mayor banco del mercado chileno.

Durante el primer semestre del año, el beneficio atribuido de la filial chilena aumentó un 4%, hasta 308 millones de euros (+8% en euros constantes). El foco en la satisfacción del cliente e iniciativas digitales y de vinculación apoyaron un buen crecimiento del crédito (+8%) y de los recursos de clientes (+4%).

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados