Deutsche Bank: EE.UU. crecerá sólo un 1%

No Comentado

Deutsche Bank: EE.UU. crecerá sólo un 1%

Deutsche Bank ha recortado sus estimaciones de crecimiento para Estados Unidos durante el segundo trimestre de 2016, sobre todo por el desarrollo del sector manufacturero.

Aún no esperamos un rebote en el segundo trimestre”, advirtió el banco. La entidad ha explicado que cuando el índice ISM de manufactura y las dos series ajustadas de este indicador —publicadas por la Fed de Nueva York y de Filadelfia— se mantienen por debajo de los 50 puntos (tramo contractivo), el crecimiento real del PIB ha estado por debajo de su tendencia o incluso en terreno negativo.

Deutsche Bank apunta que en los últimos dos trimestres, estos indicadores han estado en promedio por debajo de 50 puntos, y el PIB real de EE.UU. creció un 1,4% y un 0,5% en el cuarto trimestre de 2015 y el primer trimestre de 2016, respectivamente.

Deutsche Bank explica que las cifras del ISM ajustado de Nueva York (48,1 en mayo) y de Filadelfia (47,1) sugerirían que el ISM de manufactura volverá a caer en territorio contractivo desde el 50,8 en abril; “esta es la razón por la que somos escépticos sobre hasta qué punto el PIB de Estados Unidos rebotará en el trimestre actual”, señala el banco germano.

Mientras que las actas de abril señalan a una Fed menos cauta, los resultados económicos necesitarán ser más consistente con las proyecciones de la Fed para un alza en junio”, señala.

Deutsche Bank espera sólo un alza de la tasa de la Fed este año, probablemente en diciembre.

En el mes de febrero, la entidad había adelantado la reducción de sus expectativas de crecimiento del PIB real en 2016 hasta el 0,1%, el 1% y el 1,2% para el primer, segundo y tercer trimestre respectivamente, y mantiene su estimación del 2,4% para el último trimestre del año.

Esta semana, la agencia de calificación crediticia Moody’s ha revisado a la baja los ratings de Deutsche Bank y sus filiales, incluyendo la nota de los depósitos a largo plazo, que pasa a ser ‘A3’ desde ‘A2’, así como la calificación de la deuda senior no garantizada, que baja a ‘Baa2’ desde ‘Baa1’, mientras que la calificación autónoma de crédito se sitúa en ‘ba1’ desde ‘baa3’, ante los crecientes desafíos para la ejecución del plan estratégico de la entidad alemana.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)