La banca reduce los requisitos para los créditos al consumo

No Comentado

La banca reduce los requisitos para los créditos al consumo

La banca española ha reducido los requisitos para la obtención de créditos al consumo durante el primer trimestre de 2014, lo que no sucedía desde 2010, como consecuencia de la mejoría en las estimaciones sobre el futuro de la economía y de la solvencia de los particulares.

Así lo refleja el Banco de España en su Boletín Económico de mayo, en el que subraya que, de cara al trimestre en curso, se espera un incremento de las peticiones de fondos por parte de las familias para la compra de vivienda, consumo y otros fines.

En el primer trimestre de 2014 también se observó cierta relajación en los criterios de aprobación de préstamos al segmento de pymes, como ya ocurrió tres meses antes, y, por primera vez desde principios de 2010, alguna entidad señaló mejoras similares en el de operaciones a las grandes empresas.

Según el Banco de España, la oferta se hizo menos restrictiva en la financiación a corto plazo y no varió en aquella con mayor vencimiento.

Los márgenes aplicados a los préstamos ordinarios se redujeron en el primer trimestre tanto en España como en la eurozona, mientras que los asociados a créditos de mayor riesgo no variaron en nuestro país. La cuantía, sin embargo, se incrementó levemente en España.

La institución dirigida por Luis María Linde apunta que la demanda de fondos de las sociedades aumentó en este periodo de tiempo por segundo trimestre consecutivo debido al incremento de las peticiones realizadas por las pymes y al estancamiento de las procedentes de grandes empresas. A ello se une que los préstamos a corto plazo repuntaron y los de mayor vencimiento se mantuvieron estables.

La banca percibió una mejora de las condiciones de acceso a la financiación tanto minorista como a los mercados mayoristas en el primer trimestre del año, incluyendo las operaciones de titulación de préstamos y la transferencia de riesgos fuera de balance.

Para este trimestre, las entidades esperan que los criterios de aprobación de nuevos préstamos a las sociedades no financieras se relajen tanto en el caso de las empresas de mayor dimensión como en el de las pymes, mientras que las de los créditos a hogares se mantendrían sin cambios.

De cumplirse esta previsión, las solicitudes de financiación de las sociedades aumentarían para todos los tamaños y todos los plazos, así como las peticiones de las familias para créditos destinados a la compra de vivienda, consumo y otros fines.

La banca española espera una mejoría de la situación tanto en los mercados mayoristas como en los minoristas, abarcando a las titulaciones y las transferencias de riesgo.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)