HSBC gana 1.649 millones de euros entre enero y marzo

Comment Off

HSBC gana 1.649 millones de euros entre enero y marzo

HSBC ha conseguido un beneficio neto atribuido de 1.785 millones de dólares (1.649 millones de euros) entre enero y marzo del presente año.

El dato supone un recorte del 56,8% respecto al del mismo periodo del 2019, como resultado de la pandemia de Covid-19. En consecuencia, la entidad ha incrementado un 417% la partida destinada a cubrir el riesgo de crédito.

En el primer trimestre del año, la entidad británica, pero cuyo negocio principalmente se concentra en Asia, destinó 3.026 millones de dólares (2.797 millones de euros) a potenciales pérdidas de crédito y otros impagos, una cifra que supone multiplicar por más de cinco el importe de 585 millones de dólares (540 millones de euros) dedicado a esta partida en el  mismo intervalo de 2019.

La cifra de negocio de HSBC entre enero y marzo alcanzó los 13.686 millones de dólares (12.648 millones de euros), un 5,1% por debajo de los ingresos de la entidad un año antes, incluyendo un incremento del 1,9% de los ingresos por intereses netos, hasta 7.612 millones de dólares (7.034 millones de euros) y del 3,2% de los ingresos por comisiones, hasta 3.123 millones de dólares (2.886 millones de euros). Por su parte, los ingresos por intermediación aumentaron un 16,7%, hasta 3.364 millones de dólares (3.109 millones de euros).

Al cierre del primer trimestre, la ratio de capital de la máxima calidad CET1 de HSBC era del 14,6%, una décima por debajo de la contabilizada al finalizar el cuarto trimestre de 2019, mientras que la ratio de cobertura de liquidez se situaba en el 156%.

“El impacto económico de la pandemia de Covid-19 en nuestros clientes ha sido el principal impulsor del cambio en nuestro desempeño financiero desde el comienzo del año”, reconoció Noel Quinn, consejero delegado de HSBC, para quien el aumento resultante en las pérdidas crediticias esperadas en el primer trimestre “contribuyó a una caída importante en los informes beneficio antes de impuestos en comparación con el mismo período del año pasado”.

De este modo, HSBC advierte de que las perspectivas para las economías mundiales en 2020 han empeorado sustancialmente en los últimos dos meses y anticipa que el impacto y la duración de la crisis del Covid-19 probablemente conducirá a mayores pérdidas de crédito esperadas, lo que ejercerá presión sobre los ingresos debido a los niveles más bajos de actividad del cliente y las tasas de interés globales reducidas.

“Planeamos reducir los gastos operativos para mitigar en parte la reducción de los ingresos y tenemos la intención de continuar ejerciendo disciplina de costes, mientras mantenemos la inversión estratégica. Se espera que estos factores conduzcan a una rentabilidad significativamente menor en 2020, en relación con 2019”, adelantó el banco.

Así, HSBC ha tomado la decisión de retrasar por ahora algunos elementos de su plan de transformación, como por ejemplo partes del programa de reducción de costes y activos ponderados por riesgo (‘RWA’), con lo cual estima que sus costes de reestructuración en el presente año serán inferiores a lo previsto.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados