BBVA pide gestionar la revolución digital sin caer en ‘populismos’

Comment Off

BBVA pide gestionar la revolución digital sin caer en 'populismos'

Francisco González, el presidente de BBVA, ha afirmado que una revolución industrial como la que trae consigo la digitalización crea una enorme cantidad de riqueza para todos” después de un periodo de transición, en el que aparecen oportunidades para unos y retos para otros que se sienten excluidos.

González defiende que toda la sociedad “gana muchísimo” después de cada revolución industrial, un proceso que se debe gestionar sin caer en ‘populismos’, según ha señalado durante su entrevista en el primer programa ‘Deep Talks’, un podcast que ha puesto en marcha la entidad.

“Al final, la sociedad en general gana muchísimo y hay que ver qué trabajos se hacían a finales del siglo XVIII y lo que se hace ahora. Hoy el mundo es mucho más rico y todos somos mucho más ricos, pero hay que gestionar sin caer en el ‘populismo’. La respuesta del ‘populismo’ siempre es negar la realidad, ir en contra de la economía de libre mercado, de la libertad y de los avances sociales importantes, y esa no es la solución”, ha indicado el directivo.

En opinión del presidente de BBVA, el perfil de los trabajadores, y en concreto el de los empleados de banca, está en un proceso de transformación continua y los colaboradores realizan cada vez más tareas de valor añadido y menos labores repetitivas.

En este camino que sigue la entidad, González ha reconocido que surgen “algunas ansiedades y problemas” debido a que se extinguirán paulatinamente algunos puestos de trabajo.

“Ahí tenemos todos la responsabilidad de dar a nuestra gente los medios suficientes, que es poner a su disposición la formación para que todo el mundo tenga una oportunidad en este nuevo modelo de negocio”, ha explicado.

Respecto al nuevo paradigma empresarial, el directivo ha apuntado que el dato será el elemento más importante a la hora de definir quiénes ganarán o perderán.

En este sentido, ha señalado que las compañías deben entender que el dato pertenece al cliente, o de lo contrario se enfrentarán a problemas reputacionales, y que el dato es el combustible de la inteligencia artificial, una herramienta que será “absolutamente relevante” en cuanto a lo que se puede y se va a hacer en el futuro.

“El que tenga el dato tendrá muchísima fuerza y los reguladores tendrán que regular el uso de esos datos. No se puede dejar que el uso del dato se haga por las empresas sin un control, porque eso lleva a situaciones de monopolio desde el punto de vista de la demanda y la oferta que están creando algunos problemas de privacidad”, ha indicado González, defensor de la importancia de “trabajar bajo reglas estrictas” en lo que a los datos de los usuarios se refiere.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados