BPI gana 106 millones de euros en el primer semestre

No Comentado

BPI gana 106 millones de euros en el primer semestre

BPI, banco participado por CaixaBank, ha obtenido un beneficio de 105,9 millones de euros en el primer semestre del año, un 39,1% más que el año anterior, gracias a la mejora del margen financiero, que aumentó un 8,8%, hasta los 360,3 millones de euros.

El beneficio neto en el primer semestre del 2016 procede en torno a un 20% de la actividad en Portugal (24,5 millones), mientras el grueso, el 80%, viene de la actividad internacional (81,4 millones), sobre todo de Angola (79,1 millones), detalló BPI en un comunicado a la Comisión del Mercado de Valores lusa (CMVM).

El producto bancario -equivalente a los ingresos de la entidad- ascendió un 2,6%, hasta los 602,4 millones.

A esta subida contribuyó la mejora del margen financiero -diferencia entre los intereses cobrados en créditos y los pagados de los depósitos-, que aumentó un 8,8%, hasta 360,3 millones.

La proporción de crédito en riesgo sobre el total concedido del banco dirigido por Fernando Ulrich repuntó levemente en la actividad doméstica hasta el 4,7% (1.104,5 millones de euros).

En cuanto a la solvencia del banco, el “Core Tier 1 fully implemented” se situó en el 10,1%, por encima del mínimo exigido.

Las dotaciones para provisiones y depreciación de crédito cayeron prácticamente a la mitad, hasta los 35,8 millones de euros.

BPI, el quinto mayor banco luso por volumen de activos, recibió fondos del Estado destinados a la capitalización, pero ya ha devuelto esos 1.500 millones euros íntegramente.

El banco está participado en cerca de un 44 % por la española CaixaBank, que está en vías de controlar por entero la entidad lusa con una opa.

Por otra parte, BPI también ha anunciado un plan para rescindir 267 empleos (5% de la plantilla), la mayoría de ellos mediante jubilaciones anticipadas.

El presidente ejecutivo de la entidad, Fernando Ulrich, ha explicado que las jubilaciones anticipadas, a pesar de ser la forma “más cara” para el banco, son la más “amistosa de reducir efectivos” y calcula que su impacto se notará en las cuentas a partir enero del 2017.

En el final de junio del 2016, BPI contaba con 5.846 trabajadores, 54 menos que en diciembre del 2015.

Hasta diciembre del 2016, se espera que sean 267 los empleados que abandonen la entidad, para cerrar el año en los 5.578.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)